Buenas prácticas

XICOTETA ENERGIA COOP.V: Energías renovables en manos de las personas

07/06/2021 Ana Real

Cooperativa sin ánimo de lucro de ingeniería, instalación y eficiencia energética de Valencia

Valencia CF coop

La actual denominación del Ministerio de Transición Ecológica nos puede dar una pista acerca de la voluntad del Gobierno de implementar políticas que ayuden a nuestro país a transitar desde una situación ambientalmente insostenible, la actual, hasta otra ambientalmente sostenible, la deseable si queremos que nuestros descendientes sigan poblando este planeta Tierra en condiciones aceptables para la vida.

 

Pero, al parecer, esta transición no va a llegar exenta de polémica por lo que ya estamos viendo. La implantación, hace muy pocos días, de una nueva factura de la luz no ha empezado con buen pie. Aunque desde la CNMC se defiende que la diferencia de precio entre tramos horarios empujará al consumidor a cambiar sus hábitos de consumo hacia un modelo más eficiente, las organizaciones de consumidores ya han mostrado su rechazo porque en su opinión la medida penaliza al pequeño consumidor en beneficio de los grandes. A su juicio, la discriminación horaria que plantea trasladando a los fines de semana o la madrugada las franjas de uso con la electricidad más barata resulta ineficaz (poco practicable) para la mayor parte de los hogares e imposible para los negocios.

 

Según ha reconocido la ministra, Teresa Ribera, “la transición energética no puede hacerse a costa de los consumidores”. Quizá eso justifique que el Gobierno acaba de remitir al Congreso el proyecto de Ley de creación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico con la que se pretenden dar, se dice, “las señales adecuadas para la electrificación de la economía, asegurar la sostenibilidad del sistema eléctrico, aportar certidumbre a las inversiones y conseguir reducir la factura de la luz”.

 

Lo que parece claro, con sus más y con sus menos, es que la transición hacia un nuevo modelo de consumo energético resulta necesario e imparable. Y, como siempre, en momentos de confusión, de dificultad y de crisis como este, desde el mundo cooperativo surgen propuestas innovadoras que toman la iniciativa para ofrecer respuestas útiles, sostenibles y ventajosas para la sociedad.

 

En la última década, han comenzado a surgir iniciativas empresariales cooperativas que desean ofrecer a la ciudadanía estas respuestas en el ámbito del consumo energético. Nacen en plena crisis ecológica para acelerar la transformación energética de nuestro territorio hacia la soberanía energética y construir, así, un futuro mejor.

 

XICOTETA ENERGIA COOP.V es una de ellas. Una cooperativa sin ánimo de lucro de ingeniería e instalación de energía renovables que gestiona proyectos de energía compartida, urbana y rural, para aprovechar todas las ventajas de unirse. “Xicoteta energía surge en el ámbito de la energía renovable porque teníamos claro que nuestra intención al generar este proyecto tenía que ser caminar hacia una soberanía energética que estuviera en manos de las personas, en la que promoviéramos unas energías renovables sostenibles y ambientalmente éticas, no de cualquier manera”, explica Marta Province, secretaria del Consejo Rector de la cooperativa.

 

Debe su nombre a la idea de autoconsumo de proximidad, a su voluntad, explican sus socios, “por trabajar desde lo local y en lo local, en el territorio del País Valencià y, sobre todo, poniendo en valor la lengua y la cultura”, pero también, dicen, como contrapunto a las megaplantas fotovoltaicas.

Logo Xicoteta Energia

Xicoteta Energía nace del impulso de cinco jóvenes profesionales con formación e inquietudes comunes. “Nos conocíamos unos de haber compartido estudios de grado o postgrado como el Diploma de Especialización en Sostenibilidad, Ética Ecológica y Educación Ambiental (DESEEEA) en la UPV y otras de compartir espacios de militancia en Ingeniería sin Fronteras o en la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, incluso algunas de nosotras ya habíamos trabajado juntas”, explica Province.

 

Precisamente fue otra cooperativa, AEIOLUZ (https://aeioluz.com/), la que les había servido de banco de pruebas. “Colaborar allí nos dio las herramientas para saber el funcionamiento interno de una cooperativa. Nos ayudó a aprender y saber qué era lo que queríamos construir en Xicoteta energia, y de qué manera abordarlo”, explica Santi Terol, otro de los socios de Xicoteta Energia.

 

 

Cooperativa sin ánimo de lucro

 

Ser cooperativa vino rodado. Fue cuestión de coherencia con los valores, nos explican. “Decidimos hacernos cooperativa de trabajo por la idea de trabajar de manera horizontal y asamblearia, sin que unos estuvieran por encima de otros, y de manera que las decisiones siempre se tomaran en conjunto. Esto enriquece mucho el proyecto y lo hace sentir parte de cada una de las personas que trabajamos en ella”, afirma Terol.

 

“La iniciativa surge de la idea y la necesidad de trabajar de una manera diferente a la empresa tradicional dentro del más puro sistema capitalista”, declara Marta, “buscábamos espacios de trabajo donde trabajar colectivamente y de la manera que a nosotras nos encajara con nuestros ideales, en la línea de una economía social. De ahí que nos hiciéramos cooperativa, pensamos que era la forma que más representaba lo que buscábamos”.

 

En cuanto a la decisión de que la cooperativa se calificase como sin ánimo de lucro (ver artículos relacionados ¿Me conviene calificar mi cooperativa como cooperativa sin ánimo de lucro? y Las C.T.A. no lucrativas: mitos y leyendas), argumentan, “era lo que más sentido tenía para nosotras” porque, añaden, “al final nuestro objetivo no es generar lucro, es generar trabajo digno para las personas trabajadoras de la cooperativa y crear unos puestos de trabajo que reflejen una actividad digna y permitan mantener unas condiciones de vida”.

 

 

Servicios y clientes

 

El principal servicio que ofrece Xicoteta energia Coop V es la instalación de placas fotovoltaicas tanto en vivienda residencial como en edificios municipales y negocios. Ellos llevan a cabo todo el proceso: desde la fase de diseño e ingeniería hasta la del montaje e instalación y puesta en marcha. “Actualmente, lo que más nos demandan es la instalación en viviendas unifamiliares de autoconsumo conectado a la red eléctrica, pero también hemos realizado instalaciones de autoconsumo en algunos negocios y varias instalaciones en edificios públicos municipales”, señalan.

 

Instalando placas solares

 

Están convencidos de que la sociedad se encuentra en un punto de inflexión que favorece una mayor apuesta de los consumidores por el autoconsumo doméstico y otras formas de ahorro energético al calor de una mayor concienciación de la ciudadanía sobre el cambio climático y sus efectos perniciosos. Para Marta Province “ha habido un cambio, está claro que se empieza a hablar más sobre el cambio climático y sobre qué se puede hacer para mitigar un poco la inercia que nos lleva a la crisis climática. Hay gente que se quiere sumar a esto, a producir su propia energía y ahorrar con ello”.

 

Por su parte, opina Santi Terol que “la gente está ciertamente más concienciada de lo que lo estaba antes. También creemos que el gran auge que está teniendo la fotovoltaica pasa, en parte, por la propaganda tan saturante que están haciendo las grandes empresas. Pero, también, el hecho de que estén empezando a llegar las macroplantas de fotovoltaica o eólica a nuestro territorio hace que la gente se plantee más sobre el tipo de energía o modelo de desarrollo que se quiere consumir y cómo de sostenible es”.

 

 

Autoconsumo para un futuro sostenible

 

“Primero de todo nosotros creemos que hay que generar una mayor implantación de instalaciones de fotovoltaica, pero no a todos los niveles, sino centrado en el autoconsumo. Esto bien podría ser en una vivienda unifamiliar, como en edificios públicos, naves industriales, pérgolas…”, expone Province.

 

Cualquiera que tenga espacio en el tejado de casa o en la azotea de la finca puede ponerse placas. Los requisitos se basan sobretodo en el nivel estructural de la casa, la orientación a Sur de los tejados o la facilidad de adaptarlo en tejados no orientados. A partir de ahí, cualquier consumo eléctrico que se realice durante el día es susceptible de integrar fotovoltaica para reducir costes energéticos y ambientales.

 

“Con esto pasaríamos a generar una energía fotovoltaica distribuida, no centralizada, que nos permitiría reducir costes de transporte de energía, consumir a pocos metros del punto de generación. De manera colectiva, repartiendo la energía generada. Esto implicaría también un impacto menor en el medioambiente y una utilización de espacios infrautilizados como tejados en desuso”.

 

Pero, a pesar del clima de opinión favorable y del hecho de que la apuesta por el autoconsumo podría ser una de las patas del nuevo modelo energético sostenible del futuro, en el camino aún quedan obstáculos por despejar. Como critican desde Xicoteta energía, “a día de hoy nos encontramos con muchas trabas burocráticas a nivel de ayuntamientos en temas de licencias para la instalación de fotovoltaica. Pero también nos encontramos con que las administraciones no están poniendo todos los medios para que esto se lleva acabo, falta comunicación y difusión y que la ciudadanía sea consciente y sepa qué suponen estas instalaciones y qué beneficios tienen.

 

En opinión de esta cooperativa, el fomento de instalaciones de fotovoltaica distribuida debe fomentarse de manera adecuada desde las administraciones públicas. “Pero más allá de sacar ayudas o subvenciones que tienen apenas un mes de plazo, cuando la gestión de todo esto, bien hecho, dura varios meses. Parece que con esto parece que están haciendo cosas, pero la realidad es que los tiempos son tan justos que los propios municipios no pueden hacer frente a gestiones tan aceleradas”, lamentan.

 

Otra medida a implementar, sugerida por Xicoteta energía, sería la puesta en marcha de campañas de difusión real y charlas de divulgación que permitan a la ciudadanía conocer bien las posibilidades y beneficios de la fotovoltaica “y que no se queden con que existe el Impuesto al Sol, borrador que nunca se llevó a reglamento técnico y por tanto a cabo”, apuntan.

 

Este tipo de campañas podría eliminar falsas creencias en la ciudadanía sobre, por ejemplo, el coste de este tipo de instalaciones de autoconsumo o que las trabas burocráticas son enormes. Como reconoce Santi Terol, “mucha gente piensa que el coste de las instalaciones fotovoltaicas unifamiliares es desorbitado, hay un desconocimiento total al orden de magnitud que puede costar una instalación. Además, existe el eterno drama del Impuesto al Sol y el miedo que la gente tiene a las trabas burocráticas”.

 

“Desde la cooperativa, por ejemplo, nos encargamos de toda la gestión de la instalación, desde el diseño hasta la puesta en marcha, nos encargamos de los trámites burocráticos y licencias, cosa que la gente agradece justo por eso, porque creen que morirán en el intento”.

 

En cuanto al miedo o reparo de los consumidores acerca de las obras o que haya que realizar o la complejidad que puede entrañar el funcionamiento de este tipo de instalación una vez lo tiene instalado en casa o en su negocio, Xicoteta energía despeja todas las dudas: “Normalmente en unos días la instalación está instalada, funcionando y sin que a la persona usuaria le vaya a suponer ningún lío de obra importante en casa”.

 

 

Intercooperación

 

Además de Xicoteta Energía, hay otras cooperativas de trabajo en su sector, como SAPIENS ENERGIA o la COOPERATIVA DE SERVICIOS ENERGETICOS C Y C, COOP.V., Aieloluz, y de otros sectores como SOM INQUIETS COOP V, con las que se complementan, colaboran e intercooperan. “Pensamos que la manera de funcionar es justo esa, intercooperar, dejar atrás las competitividades entre empresas y personas, que es el día a día que se nos ha inculcado culturalmente desde el colegio. La cooperación siempre es necesaria para no pisarnos unos a otros, mantener relaciones sanas de colaboración y trabajo”, explican.

 

De hecho, nos explican su colaboración en el proyecto Valencia Solar: “venimos de acabar un gran proyecto con la cooperativa AeioLuz y Som energia para fomentar el autoconsumo en las viviendas particulares. Ha sido toda una experiencia y un aprendizaje enorme el trabajar diferentes empresas cooperativas dentro de un mismo proyecto”.

 

Xicoteta energia

 

 

En el buen camino

 

Xicoteta energía es una cooperativa con año y medio de vida y un prometedor futuro. Ni siquiera la pandemia ha supuesto un contratiempo que no hayan podido superar. “Nos afectó, como a todos, pero la verdad es que cuando pudimos retomar nuestra actividad, inmersas en el proyecto de Valencia Solar, no sentimos una afectación real en cuanto a la situación de la COVID-19. Realizamos nuestros trabajos de instalación con todas las medidas de seguridad y, puesto que trabajamos en el exterior, el contacto con las usuarias se podía reducir a lo necesario y así sentirnos todas las partes seguras”, relata Marta Province.

 

En cuanto a la visión que proyectan de su actividad a medio plazo, opina Santi Terol, “creemos que se viene un futuro con mucho trabajo en la fotovoltaica. Es un sector que está ahora mismo en auge, y que dará mucho de sí, por lo que vemos que vamos a poder mantener el ritmo de la cooperativa y poder dar trabajo a todas las personas que la conformamos”.

 

“También, como no, tenemos ese miedo a que este auge pase como en la vivienda, que se genere en ‘boom’ del autoconsumo que haga que se pierda el valor de los proyectos de energías renovables y que se pierda la calidad del mismo. No obstante, nuestra visión pasa por hacer bien nuestro trabajo y ofrecer un servicio de calidad y cercano. Estamos tranquilas y convencidas que estamos en el buen camino”.

 

 

Participación en el proyecto Llamp Ames de mentoría avanzada

 

Además, en este camino hacia el futuro Xicoteta energía no va a estar sola. Su iniciativa es una de las 20 iniciativas emprendedoras o jóvenes empresas cooperativas de la Comunitat, seleccionadas por FEVECTA, que van a poder beneficiarse de la oferta de servicios de acompañamiento y mentoría avanzada que proporciona la convocatoria Llamp Ames, financiada por la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, dirigida a impulsar el emprendimiento valenciano de triple impacto, social, medioambiental e innovador, y alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

 

“Llamp para nosotras es una oportunidad”, reconocen. “Como toda cooperativa nueva o emprendimiento tenemos gestiones internas que son mejorables y que el día a día provoca que no nos podamos dedicar a solucionarlas como se debe. Y, además, es una oportunidad para relacionarnos aún más con otros agentes y poder así construir todas juntas un futuro común mejor. Son clave para nosotras poder tejer redes y alianzas que beneficien a todas las partes”.

 

El objetivo último de la convocatoria Llamp Amés es estimular y acompañar proyectos que apuntalen las bases de un nuevo modelo productivo más innovador y sostenible, algo que, desde luego, encaja con la idea de negocio de Xicoteta energía. “Estamos muy contentas de ver y participar en estas iniciativas tan necesarias ya que entendemos que toda visibilización de otros modelos económicos y productivos son muy beneficiosos para toda la sociedad. Los ODS nos ponen el marco de trabajo perfecto, y desde el cooperativismo hay muchas oportunidades de generar mejores puestos de trabajo”, explica Terol.

 

Además, apunta Marta, “creemos muy importante resaltar las economías que rechazan abiertamente el lucro, pues este se ha demostrado que genera unas dinámicas y desigualdades internas que no benefician al conjunto de trabajadoras. Por este motivo, creemos que es importante poder comunicar bien qué implica ser una cooperativa (o empresa) sin ánimo de lucro, libre de todo crecimiento eterno de beneficios y libre de destrucción de empleo digno”.

 

Web: https://xicotetaenergia.coop/cast/
Twitter: @xicotetae
Facebook: https://www.facebook.com/xicotetae

Linkedin: https://www.linkedin.com/company/xicoteta-energia/

Ana  Real

Ana Real

Soy periodista y máster en comunicación radiofónica. Como responsable de Comunicación de la Federación Valenciana de Empresas Cooperativas de Trabajo Asociado (FEVECTA) me ocupo, entre otras cosas, de coordinar este Blog. El cooperativismo y las cooperativas necesitan un relato para explicarse, para dar a conocer a la sociedad que son otra manera de hacer empresa: más humana, responsable y conectada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Y, precisamente, ese relato es el que intento construir en cada uno de mis artículos para llegar cada día a más personas.

MÁS ARTÍCULOS DE LA AUTORA

PALABRAS CLAVE

COMENTARIOS

No hay comentarios en este artículo, escribe tú el primero

ESCRIBE TU COMENTARIO

Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo 

PARTICIPA

Si te ha gustado el post y quieres apoyar la difusión de la empresa cooperativa te voy a pedir 3 cosas:


1. Comparte este post en redes sociales utilizando los botones al final del artículo

2. Deja un comentario con tu opinión.

3. Envía una pregunta relacionada con el mundo emprendedor cooperativo, que te preocupe y quieras conocer nuestra opinión.

subir