Buenas prácticas

BLAPER COOP V, confección y distribución al por mayor de pantalones de caballero y ropa laboral

02/12/2019 Ana Real

Después de 30 años de trayectoria, “lucharemos para que el relevo generacional sea posible”

blaper1
logo blaper

El profundo cambio socioeconómico que se produjo en España con el final de la dictadura abrió una etapa incomparable de dinamismo en todos los ámbitos de la vida, que sirvió también de estímulo para afianzar la expansión del sector cooperativo iniciada algunos años antes. Esto, sumado al momento de incertidumbre que provocó la crisis económica del 73, empujó a muchos trabajadores a buscar su propia salida a la precariedad laboral y al desempleo de la época a través de las cooperativas de trabajo asociado.


Este impulso se mantendrá hasta finales de la década de los 80 del siglo XX, ayudado del estímulo que supuso la promulgación de una serie de leyes y medidas financieras que promovieron la creación y desarrollo de nuevas cooperativas, permitiendo a estas sociedades servir como instrumento clave de lucha contra el desempleo de aquellos años.


Como consecuencia, en esta década se produjo una verdadera eclosión de las iniciativas autogestionadas, muchas de ellas en el sector industrial. Fue el caso también de BLAPER Coop V, cooperativa del sector textil dedicada a la confección y distribución al por mayor de pantalones de caballero y ropa laboral, nacida en 1988 en el municipio valenciano de Enguera.


Los socios fundadores fuimos cinco. Todos nosotros estábamos trabajando en otra empresa por cuenta ajena y decidimos agruparnos y montar nuestra propia empresa para mejorar nuestra situación. Nos decidimos por el modelo cooperativo porque algunos ya conocían su funcionamiento, por lo que en principio se trataba de especializarse en lo que ya sabíamos hacer”, recuerda Emilio Marín uno de los socios fundadores y actual presidente de Blaper Coop V.


Los primeros 20 años de la cooperativa fueron de claro desarrollo y crecimiento, permitiendo la incorporación de nuevos socios. Luego vino una etapa de consolidación de la actividad hasta que la plena incorporación de China y otros países al libre comercio internacional lo cambió todo para siempre, provocando una dura reconversión del sector textil a nivel global, que afectó gravemente a enclaves productivos que tradicionalmente habían disfrutado de cierta prosperidad industrial. La transformación en la esfera productiva y comercial que hubo que acometer supuso un verdadero cambio de paradigma para el sector, que vio cambiar sus condiciones de trabajo y que supuso para muchas fábricas la desaparición definitiva.


Obviamente, BLAPER no ha sido ajena a esta situación y ha vivido un cierto retroceso derivado de todo este proceso de reconversión, sin embargo, hasta el momento ha conseguido sortear este duro escenario y ha logrado llegar hasta la segunda generación de sus socios. “El proceso de reconversión y extinción de la industria textil en casi todas las zonas lo hemos superado hasta ahora intentando gestionar y evolucionar la cuota de mercado que nosotros podemos mantener. Indudablemente, el hecho de ser y funcionar como cooperativa nos ha dado una flexibilidad que nos ha permitido ir superando el día a día”, reconoce su actual gerente, Carlos Marín, hijo de Emilio Marín.


Creímos en un proyecto como empresa cooperativa y la posibilidad de que pudiese realizarse, y si todavía seguimos aquí, es porque ha sido posible”, reivindica Emilio Marín.

blaper
blaper

El reto del relevo generacional


Ahora, para su hijo Carlos, que en cierta manera ha recibido el testigo de aquellos socios fundadores, es momento de centrar todo el empeño junto al resto de socios en hacer posible la continuidad de la actividad. “Lucharemos para que el relevo generacional sea posible y la cooperativa continúe viva durante muchos años más”, remarca.


En la actualidad, BLAPER está integrada por 12 personas socias, siete son hombres y cinco, mujeres. De ellos, cinco están por encima de los 60 años, cuatro entre los 50 y 60 años y sólo 3 por debajo de los 50. Respecto de este tema, “el principal paso dado es, precisamente, que la gerencia la he asumido yo tras los 30 años de gerencia de mi padre, que continua como presidente de la cooperativa” señala Carlos Marín.


Por tanto, la solución pasa por incorporar savia nueva. Pero, la despoblación juvenil en la comarca en la que se encuentra ubicada BLAPER no lo pone fácil, a pesar de que puede ofrecer empleos estables en un momento en que muchos jóvenes se van a otros países buscando precisamente eso. “Estamos en desventaja respecto a otras zonas en cuanto a infraestructuras o servicios, y los jóvenes que no tienen ataduras se desplazan a otras zonas que sí cuentan con estos servicios. También se marchan para formarse y una vez arrancan la vida laboral en otro lugar, es muy difícil volver. Además, los chavales jóvenes no muestran mucho interés laboral en nuestro sector. Por todo ello, debemos mostrarles las ventajas que tiene nuestra comarca y que las administraciones pongan de su parte para frenar esta despoblación rural”, explica Rocío Aparicio, secretaria del Consejo Rector de la cooperativa.

blaper
blaper

200 mil prendas anuales


La baza fundamental con la que cuenta Blaper para atraer a nuevos socios es que actualmente tiene una estabilidad de producción ganada a pulso. En sus instalaciones se confeccionan cada año entre las 150 y las 200 mil prendas. “Nuestro artículo principal es el pantalón de vestir, pero también confeccionamos chinos, vaqueros, laboral, técnicos, panas, etc.”, explica Aparicio.


BLAPER fabrica sus prendas con el compromiso de lograr la máxima calidad a un precio ajustado. “El producto es importante, por ello intentamos continuamente adaptarlo al mercado ajustando el precio. Pero, además, la atención al cliente y el servicio que ofrecemos también creemos que son bazas igual de importantes”, asegura.


Es imposible competir en precio con prendas importadas. Lo que intentamos es dar una atención y un servicio rápido en prendas “a medida”. Contamos con un stock, pero si no tenemos la prenda, tardamos en torno a tres semanas en confeccionarla. También trabajamos tallas grandes, que a según qué empresas no les interesa entrar en ese sector”, señala Rocío Aparicio.


Desde BLAPER aseguran que cada prenda está elaborada con la mayor profesionalidad y dedicación, utilizando la mejor materia prima y tecnología del mercado, sin olvidar un control de calidad de forma manual que se realiza a cada una de las prendas que confecciona. Además de un extenso surtido de prensas, modelos y tallas, con el que ofrecen soluciones a medida, BLAPER garantiza a sus clientes la recepción de sus pedidos en cualquier parte de la Península y Baleares en un máximo de 24-48 horas. “Hoy en día las empresas de distribución están en auge y nosotros intentamos trabajar con los mejores, de forma que garanticemos una entrega rápida, pero también segura”, confirma el gerente, Carlos Marín.


Su mercado sigue siendo eminentemente nacional y, de momento, no se plantean la internacionalización. “Nuestros clientes se encuentran distribuidos a lo largo de toda la península y baleares, tenemos clientes en todas las principales ciudades, pero también cubrimos un amplio margen geográfico en muchas ciudades y pueblos”. Como reconoce Marín, “nuestra política se basa en el trato directo y cercano con el cliente. Mantener ese trato a nivel internacional sería difícil. De momento, si todo sigue funcionando como hasta ahora, no entra en nuestros planes a corto plazo la internacionalización de nuestros productos”.

Ana  Real

Ana Real

Soy periodista y máster en comunicación radiofónica. Como responsable de Comunicación de la Federación Valenciana de Empresas Cooperativas de Trabajo Asociado (FEVECTA) me ocupo, entre otras cosas, de coordinar este Blog. El cooperativismo y las cooperativas necesitan un relato para explicarse, para dar a conocer a la sociedad que son otra manera de hacer empresa: más humana, responsable y conectada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Y, precisamente, ese relato es el que intento construir en cada uno de mis artículos para llegar cada día a más personas.

MÁS ARTÍCULOS DE LA AUTORA

PALABRAS CLAVE

COMENTARIOS

No hay comentarios en este artículo, escribe tú el primero

ESCRIBE TU COMENTARIO

Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo 

PARTICIPA

Si te ha gustado el post y quieres apoyar la difusión de la empresa cooperativa te voy a pedir 3 cosas:


1. Comparte este post en redes sociales utilizando los botones al final del artículo

2. Deja un comentario con tu opinión.

3. Envía una pregunta relacionada con el mundo emprendedor cooperativo, que te preocupe y quieras conocer nuestra opinión.

subir