Reflexiones

Qué nuevo curso (escolar/político) el de aquel año 2020

14/09/2020 Ana Real

El sector cooperativo arranca septiembre con importantes temas en cartera que verán la luz en los próximos meses y que tendrán un impacto directo en el día a día de las empresas.

Ilustración: Pilixip

La vida, a veces, puede parecerse demasiado a una película de ciencia ficción. Eso es lo que nos lleva ocurriendo desde el pasado 14 de marzo y no hace falta que les explique a qué me refiero. Así es que tampoco nos extrañemos de que el curso que comenzamos este mes de septiembre, el escolar y el político, sea el más excepcional de nuestra historia reciente, pandemia mediante. Porque toda nuestra realidad está y va a estar mediatizada los próximos meses por la evolución del COVID-19.


Seguramente, dentro de un tiempo, cuando echemos la vista atrás, diremos aquello de ‘qué nuevo curso el de aquel 2020’. Y no es para menos, el mes no ha podido empezar generando más incertidumbre en lo sanitario, en lo educativo, en lo escolar… La verdad es que el mes de septiembre suele ser un mes en el que siempre ocurren acontecimientos notorios que, vistos todos juntos, sorprenden; solo a modo de ejemplo: fue el mes que escogió Miguel Primo de Ribera en 1923 para dar su golpe de Estado con el que se inició su ‘dictablanda’. También un mes de septiembre Colón inició su viaje a las Indias que acabó por cambiar el curso de nuestra Historia Moderna. Alexander Fleming descubrió la Penicilina un 28 de septiembre de 1928. La Segunda Guerra Mundial comenzó y finalizó en el mes de septiembre con seis años de diferencia. Nacieron figuras destacadas de nuestras letras como Miguel de Cervantes, Francisco de Quevedo o Miguel de Unamuno. Y, lo que son las cosas, otro septiembre -esta vez de 1906 - nació un tal Max Delbrück, biofísico y codescubridor de la estructura y replicación de los virus, a quien desde aquí nos encomendamos encarecidamente a ver si su legado sirve para dar un empujoncito a nuestros científicos para que puedan remediar pronto este desastre de pandemia provocada por un virus precisamente.


Pero, a lo que vamos, en muchos países del hemisferio norte estos días se retorna a las aulas, al trabajo y se reinicia, asimismo, la actividad parlamentaria tras el parón estival. Es momento para la mayoría de retomar proyectos, iniciativas, propuestas… Este año, además, se da la circunstancia de que todo va a estar influido por el devenir de la pandemia dentro y fuera de nuestras fronteras.


Vamos a iniciar, por tanto, un otoño especialmente ‘caliente’ no tanto en lo meteorológico, sino en lo político-económico-sanitario. De cómo transcurran los contagios, de cuándo dispongamos de una vacuna o de cómo respondamos a los muchos retos planteados va a depender el futuro, nuestro futuro, a varios años vista. Está por ver cómo va a ser la recuperación y cuándo podremos hablar de tal cosa en sentido estricto.


El cooperativismo, obviamente, no es ajeno a las circunstancias del contexto general, de la economía, del empleo… El curso también ha comenzado para el sector con importantes temas en cartera que se prevé que se sustancien en los próximos meses y que van a tener un impacto directo en el devenir del sector. Vamos a señalar algunos de ellos por su importancia y calado:


Modificación de la Ley Fiscal Cooperativa


En este tema, más que una modificación de la ley, lo que el sector necesita es una ‘deconstrucción’ normativa, si me permiten el término tan en boga hoy en día. Deben preservarse los principios que inspiraron la norma en su origen, pero urge una revisión profunda de su articulado para actualizar la legislación y adecuarla a la realidad actual del sector 30 años después de su promulgación.


El sector lleva trabajando cerca de un año en consensuar y elaborar la propuesta de modificación que está en fase de conclusión ahora mismo antes de presentarla al Ejecutivo para negociar un nuevo marco fiscal: moderno y adecuado a las necesidades actuales de este sector empresarial.


No corresponde avanzar aquí mucho acerca del contenido de la propuesta porque sería prematuro, lo que sí les puedo adelantar, al menos en lo que al sector cooperativo de trabajo afecta, es que el objetivo que se busca con las propuestas hechas es, por una parte, recuperar en la medida de lo posible las ventajas fiscales que hemos perdido en estos 30 años en relación con el resto de figuras jurídicas y, por otra, intentar reducir la complejidad del Impuesto de Sociedades de las cooperativas como consecuencia de las diferencias existentes entre la norma fiscal y la norma jurídica y contable.


En un próximo artículo, cuando el proceso se encuentre más avanzado, abordaremos de manera monográfica y mucho más extensa este tema.

 

Modificación de la Ley de Cooperativas Valenciana


En el horizonte se vislumbran algunos cambios de la legislación autonómica en materia cooperativa. El sector ultima la redacción de una propuesta para el legislativo valenciano tendente a mejorar técnicamente algunos preceptos, así como para dar mayor seguridad jurídica a algunas situaciones que desde la promulgación de la norma se ha visto necesaria. Entre las cuestiones que afectarán al sector de trabajo, se encuentra una mejora de la regulación de las cooperativas de dos personas tras estar varios años en vigor esta posibilidad; o, también, la incorporación a la legislación valenciana de las llamadas Cooperativas escolares dando, así, un reconocimiento expreso de esta figura como herramienta pedagógica.


Además, se va a introducir una nueva clase de cooperativa para responder a la necesidad de dar encaje legal a formatos emergentes derivados de la evolución natural de la economía y las necesidades de emprendimiento.


Modificación de la Ley Concursal


A pesar de que el sector lleva tiempo denunciando la rigidez de la legislación concursal, que obstaculiza la posibilidad de salvar empresas traspasando la unidad productiva a sus trabajadores mediante su trasformación en cooperativa de trabajo, en este contexto de COVID-19 abordar la cuestión parece más necesario que nunca.


Como en otras crisis, las empresas de Economía Social están llamadas a desarrollar un papel activo como protagonistas de procesos de reestructuración y recuperación empresarial. No cabe duda de que, si esta crisis se alarga, y parece que así va a ser, aumentarán los concursos y volverá a hacerse presente la opción de las fórmulas empresariales de autoempleo, como las cooperativas de trabajo asociado y las sociedades laborales, lo cual tiene un perfecto encaje en lo que propugna el art. 129 de nuestra Constitución.


Esta posibilidad sería factible si los mismos trabajadores pudieran adquirir de manera preferente las empresas en concurso. Pero resulta que la legislación concursal obstaculiza enormemente esta vía. Ahora bien, la reforma a la que se va a ver sometida esta norma para transponer la Directiva europea 2019/1023 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2019, sobre marcos de reestructuración preventiva, exoneración de deudas e inhabilitaciones, y sobre medidas para aumentar la eficiencia de los procedimientos de reestructuración, insolvencia y exoneración de deudas, y por la que se modifica la Directiva (UE) 2017/1132 (Directiva sobre reestructuración e insolvencia) ofrece una oportunidad única para que las entidades representativas del cooperativismo, con experiencia en este tipo de procesos de transformación empresarial, - FEVECTA entre ellas -, puedan plantear soluciones y propuestas a la Administración para que esto se pueda resolver en beneficio de toda la sociedad.


Se trata de facilitar, allí donde resulte viable, que los trabajadores se hagan cargo de la unidad productiva (en todo o en parte) para salvar la actividad económica y cuantos más empleos mejor con las consecuencias positivas que ello tendría de ser otra la legislación. En un contexto como el actual, en el que la actividad económica y productiva se está viendo perjudicada por la pandemia, sería muy positivo contar con una legislación que no actúe como lastre en estas situaciones.


Sin duda, este tema va a suscitar mucho interés de aquí a final de año y, de hecho, este interés ya ha comenzado a concretarse en iniciativas como la del Colegio de Abogados de Valencia (ICAV), cuya Sección de Derecho Cooperativo ha organizado un desayuno de trabajo precisamente para que sus colegiados conozcan bien todas las claves del proceso de reconversión de empresas en crisis en cooperativas de trabajo.

 

Propuesta para la deducción en el tramo autonómico del IRPF por aportación a capital

 

En el ámbito tributario está sobre la mesa una propuesta planteada por el sector cooperativo valenciano a la dirección general de Tributos y Juego para regular una deducción en el tramo autonómico del IRPF por las aportaciones realizadas por los socios al capital de las cooperativas.


La dirección general ha analizado la propuesta del sector y ha emitido su respuesta y consideraciones. Ahora mismo el sector está estudiando estas alegaciones antes de volver a trasladar su respuesta a la administración. El objetivo final de la medida, en todo caso, ha de ser aportar liquidez a las empresas de la Comunitat y ayudarles así en este contexto de dificultad económica.


Como habréis visto, todos los temas expuestos son de envergadura y van a tener un claro impacto sobre el día a día de las empresas cooperativas una vez se despejen todas las incógnitas de la ecuación, culminen las negociaciones que hay en marcha y se completen las correspondientes tramitaciones.


Cada tema va a llevar su propio timing y, por ello, vamos a ir publicando próximos artículos monográficos en nuestro BLOG en los que los desarrollaremos con la suficiente amplitud. Así es que les pedimos, queridos lectores, que estén atentos a nuestro calendario de publicaciones de este otoño – invierno.


Y como siempre, agradecemos los comentarios, sugerencias y propuestas que nos queráis hacer para conocer mejor vuestras inquietudes y poder darles respuesta desde este espacio de encuentro.

Ana  Real

Ana Real

Soy periodista y máster en comunicación radiofónica. Como responsable de Comunicación de la Federación Valenciana de Empresas Cooperativas de Trabajo Asociado (FEVECTA) me ocupo, entre otras cosas, de coordinar este Blog. El cooperativismo y las cooperativas necesitan un relato para explicarse, para dar a conocer a la sociedad que son otra manera de hacer empresa: más humana, responsable y conectada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Y, precisamente, ese relato es el que intento construir en cada uno de mis artículos para llegar cada día a más personas.

MÁS ARTÍCULOS DE LA AUTORA

PALABRAS CLAVE

COMENTARIOS

No hay comentarios en este artículo, escribe tú el primero

ESCRIBE TU COMENTARIO

Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo 

PARTICIPA

Si te ha gustado el post y quieres apoyar la difusión de la empresa cooperativa te voy a pedir 3 cosas:


1. Comparte este post en redes sociales utilizando los botones al final del artículo

2. Deja un comentario con tu opinión.

3. Envía una pregunta relacionada con el mundo emprendedor cooperativo, que te preocupe y quieras conocer nuestra opinión.

subir