Buenas prácticas

La mediación: un recurso eficaz, ágil, flexible y económico para resolver todo tipo de conflictos

01/02/2021 Ana Real

Especialmente indicado para las cooperativas por ser democrático, cooperativo y autocompositivo desde la escucha, el respeto, la inclusión y la igualdad.

Mediación

Los conflictos han estado, están y estarán indefectiblemente presentes en todas las culturas y en todas las sociedades a lo largo de la historia. La razón es sencilla, son inherentes al ser humano y, por tanto, también son una constante entre las familias, en cualquier vecindario, en las organizaciones de todo tipo, también en las empresas. Existen, aunque no queramos verlos, aunque no queramos hacerles frente.


Los conflictos en sí mismos no deben verse como algo negativo per se. De hecho, muchos conflictos sociales han actuado en diferentes momentos históricos como verdaderos motores de cambio y de progreso, propiciando que la humanidad avance. Lo que ocurre es que no solemos movernos con comodidad en el conflicto, nos asusta gestionarlo y eso hace que la mayoría de las veces intentemos esconderlo debajo de la alfombra. Y ahí es donde el conflicto se convierte en fuente inagotable de problemas para las personas y para las organizaciones.


La cuestión entonces es ¿cómo lo solucionamos? o, mejor, ¿cuál es la mejor manera de solucionar un conflicto? Y ahora voy a centrarme en los conflictos en el ámbito empresarial y, más concretamente, en el ámbito de las organizaciones cooperativas: véase disensiones entre personas socias, disputas entre trabajadores, discusiones con proveedores, controversias no resueltas en el seno de un Consejo Rector, … faltas de acuerdo en general que, por los motivos que sea, llegan a convertirse en un problema real para la buena marcha de la organización, porque acaban acarreando consecuencias no deseadas: pérdida de clientes o proveedores, renuncias de trabajadores válidos que se van cansados del clima laboral, bajas de socios que dejan la cooperativa frustrados, pérdida de oportunidades para la cooperativa, en definitiva.

 


¿EN QUÉ CASOS RECURRIR A LA MEDIACIÓN?


El recurso a la vía judicial es la más conocida y empleada, pero no es la más rápida ni la más barata ni, por ende, la mejor. Es necesaria en algunos casos, claro, pero, como advierte el refranero sabio: pleitos tengas, ¡y los ganes¡, porque afrontar un pleito suele acarrear, aunque se gane, todo tipo de consecuencias no deseadas: gastos, inversión ingente de tiempo, una sentencia contraria o inesperada… No seré yo quien critique a la justicia, pero creo que estaréis de acuerdo conmigo en que hay casos que nunca deberían llegar ante los tribunales (y se me ocurren unos cuantos).


¿Y si os dijese que hay una vía eficaz, ágil y barata para resolver conflictos de cualquier índole y que, además, es especialmente adecuada en el entorno cooperativo? Es la mediación o, lo que es lo mismo, una herramienta que facilita la comunicación entre las personas que están en conflicto con la ayuda de un tercero imparcial que se llama mediador. El objetivo es que las mismas partes, mediante el diálogo, encuentren la solución que más se adapte a sus necesidades. El acuerdo al que llegan las partes (si éstas lo deciden) puede ser elevado a documento público ante notario para que sea vinculante.


Fue en el siglo XX cuando la mediación y la figura del mediador comienzan a profesionalizarse e institucionalizarse. El nacimiento del «movimiento ADR (siglas en inglés de Resolución Alternativa de Controversias)» se produjo en EE. UU en la década de los años setenta del siglo pasado. España se encuentra a la cola de los países de nuestro entorno en la implantación de la mediación. Países como Reino Unido, Francia o Italia llevan ventaja en el uso de esta herramienta. En concreto, en países como Italia, desde hace varios años, se obliga a acudir a mediación como trámite judicial previo a la interposición de una demanda dando idea de su efectividad.


En nuestro país, la mediación está regulada desde el año 2012 en la Ley 5/2012 de 6 de julio de mediación en asuntos civiles y mercantiles. Desde entonces hasta ahora, su implantación se va extendiendo como método de resolución de conflictos innovador y eficaz, aunque aún no goza del predicamento que se esperaría dada su eficacia. Juan A. Muñoz, socio de Escuela de Mediación de Valencia Coop V, lo atribuye a la falta de “un impulso mayor por parte de las instituciones, para dar a conocer y acercar la mediación a la sociedad”. Mientras que, para Yolanda Sánchez, socia de Listen Up Coop V, “en nuestro país está siendo más dificultosa la aplicación porque no tenemos presente la cultura del acuerdo”.


Actualmente, los casos donde mayor implantación está teniendo la mediación en España, es en el ámbito de familia: separaciones, divorcios, custodias de menores, pensiones de alimentos, etc., Si bien es cierto que “se trata de un procedimiento igualmente adecuado también para conflictos comunitarios, civiles, mercantiles, concursales e incluso penales”, como sostiene Yolanda Sánchez (Listen Up).


En el entorno cooperativo valenciano, por ejemplo, se ha articulado y definido recientemente todo un marco de arbitraje, conciliación y mediación en las cooperativas valencianas, que regula el recurso a esta vía con todas las garantías y la eficacia jurídica necesarias, y que ha quedado establecido en los nuevos reglamentos de mediación, conciliación y arbitraje aprobados por el Consejo Valenciano del Cooperativismo y publicados en el DOGV.

 


VENTAJAS DE LA MEDIACIÓN


Son claras ventajas de la mediación frente a otros procedimientos como la vía judicial, la flexibilidad, porque se amolda a las necesidades de las partes; la rapidez, porque no intervienen plazos ni agendas de la administración; la economía del procedimiento, porque implica a menos profesionales; ser un método que tiene en cuenta las emociones, ya que, al fin y al cabo, nuestros actos son su reflejo; centrarse en la evolución, la transformación y la creación de relaciones interpersonales funcionales y positivas y, que, el hecho de que el acuerdo sea adoptado por las partes produce efectos más duraderos en el tiempo.


Pero, sobre todo, destaca el hecho, como subraya Juan A. Muñoz (Escuela de Mediación de Valencia), de “dar a las partes el protagonismo en el conflicto, para que puedan ser escuchadas en primera persona y darles la oportunidad de expresar y escuchar al otro y, así, serán capaces de identificar cuáles son, realmente, los intereses y necesidades mutuos que necesitan satisfacer y que les han llevado a esta situación de confrontación”.


Por todo ello, si hubiese una mayor cultura de la mediación hoy día, muchas cosas mejorarían también en la sociedad. “Mejorarían las relaciones entre las personas, las organizaciones..., en general en la sociedad. No solo por haber adoptado una solución consensuada y dialogada, sino porque evita o mitiga problemas futuros”, concede Yolanda Sánchez (Listen Up).


“Lo primero que mejoraría sería el nivel de madurez de nuestra sociedad”, asegura Muñoz (Escuela de Mediación de Valencia), “una madurez que nos capacitaría para afrontar sin miedo la gestión de un conflicto, cooperando y compartiendo el trabajo necesario para encontrar una solución satisfactoria. Este aprendizaje ayudaría a mejorar nuestra aptitud frente a las dificultades que se nos presentan día a día y a responsabilizarnos de nuestras decisiones. La mediación nos amplia las formas de ver las situaciones, nuevas miradas para entender a la otra parte. Y, sobre todo, nos permite crear una situación donde en vez de implicados estamos comprometidos, donde en vez de rigidez encontramos flexibilidad de movimiento, donde en vez de engaños y mentiras que provienen de miedos nos encontramos ante la honestidad y buena fe”.

 


INSTRUMENTO PARA EL CONSENSO EN LAS COOPERATIVAS


Durante la presentación pública de los nuevos reglamentos de mediación, conciliación y arbitraje para el sector cooperativo valenciano, el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana, Rafa Climent, abogaba por acudir a la mediación en el entorno cooperativo. Reconocía que el recurso a los juzgados para la resolución de conflictos en el seno de las empresas cooperativas o entre ellas no es la mejor solución puesto que, afirmaba, "las cooperativas, al ser organizaciones de participación, son muy propicias para utilizar procesos de resolución extrajudicial de conflictos, que otorgan el protagonismo a las personas en la gestión y solución de sus problemas, y les da la oportunidad de resolverlos de forma colaborativa y no competitiva".


Es un hecho que la mediación ayuda a mejorar el clima social en el seno de las organizaciones cuando se recurre a tiempo. Hay expertos que, incluso, le atribuyen efectos terapéuticos como vía rehabilitadora de relaciones dañadas. Y es que, como dijo el moralista y ensayista francés, Joseph Joubert: “Es mejor debatir una cuestión sin resolverla, que resolver una cuestión sin debatirla”.


Por todo lo dicho, desde FEVECTA, cuando se redactan los Estatutos Sociales de las cooperativas federadas, se remite a este procedimiento a través de una cláusula de sumisión expresa que, si bien no es exigible para la mediación, consideramos conveniente que ya en los Estatutos la cooperativa evidencie su voluntad de sometimiento a este mecanismo para la resolución de conflictos que en su seno puedan generarse:


Artículo 53.- Cláusula compromisoria.
La solución de las cuestiones litigiosas y reclamaciones que puedan surgir entre la Cooperativa y sus socios se someterán, agotada la vía interna societaria, al Arbitraje Cooperativo regulado por la Ley, en todos los supuestos en que no esté expresamente prohibido, con el compromiso expreso de esta Cooperativa y de sus socios de cumplir el laudo que en su día se dicte. Así mismo las partes podrán someterse a la conciliación y mediación cooperativa.”

 

Actualmente, tenemos suerte de contar en el propio entorno cooperativo valenciano con cooperativas de trabajo que ofrecen servicios profesionales de mediación. En FEVECTA, sin ir más lejos, hay federadas cuatro de estas empresas: ESCUELA DE MEDIACIÓN DE VALENCIA, COOP V (Xàtiva), LISTEN UP COOP V (València); EL ROGLE COOP V (València) y LS MEDIACIÓN COOP V (València).


Recurrir a ellas, en caso de necesitarlo, puede ser para las cooperativas especialmente indicado, dado que son también cooperativas, lo que les da un especial conocimiento del entorno y de la naturaleza de las problemáticas que se pueden generar y, por ende, ayudar mejor a resolverlos.


“Espero y deseo que, a partir ahora, las cooperativas nos tengan como una opción natural para resolver conflictos en sus organizaciones”, reconoce Juan A. Muñoz de (Escuela de Mediación de Valencia). Según su visión, “la mediación es universal, puesto que trabaja con personas y ahí todos somos iguales, seamos una cooperativa, una sociedad limitada o una sociedad anónima”, pero sí que vislumbra la especial adecuación del método al entorno empresarial y societario del cooperativismo, ya que, como explica, “la mediación y las cooperativas comparten un conjunto de valores y principios que sustentan la convivencia y el desarrollo social: los valores de la solidaridad, la democracia y la igualdad, que contribuyen a la defensa de la armonía social a través de la construcción cooperativa de un futuro económico más seguro”.


Y por esa razón, para Muñoz, “la mejor herramienta para gestionar conflictos en este ámbito cooperativo es la mediación. Los principios de la mediación ofrecen a las cooperativas, y a las personas que trabajan en ellas, un procedimiento democrático, cooperativo y autocompositivo donde la escucha, el respeto, la inclusión y la igualdad ofrecen la oportunidad para que encuentren una solución que permita mantener a salvo las relaciones interpersonales entre socios, consejos de dirección, consejos rectores, clientes, etc.”.


Por su parte, Yolanda Sánchez (Listen Up) opina que “es muy recomendable al haber una estrecha relación entre los distintos roles en la cooperativa: entre los socios y socias, los socios/as – trabajadores/as y entre los trabajadores entre ellos. Además de entrar dentro del espíritu de las cooperativas solucionar las controversias cooperando y de forma consensuada en lugar de utilizar mecanismos de confrontación que derivan en un empeoramiento de las relaciones, siendo necesaria para el buen funcionamiento de las cooperativas la situación más optima, a nivel relacional, que se pueda crear entre sus componentes para conseguir sus objetivos”.


En cuanto a cómo les ayuda a estas dos empresas su propia condición de cooperativas, Yolanda Sánchez (Listen Up) recuerda un caso en el que tuvieron que intervenir en un conflicto de una mercantil con una cooperativa. “El conocimiento que tenemos de la estructura y la vida social de una cooperativa fue un factor fundamental a la hora de abordar el problema y encontrar soluciones que dieran respuesta a los intereses de ambas empresas. Nuestra intervención no fue tanto el desarrollo de una mediación propiamente dicha, sino el resultado de la aplicación de técnicas de construcción de consensos adecuadas a la situación que se nos planteaba”, cuenta.


Y sobre los conflictos entre la cooperativa y sus socios, reconoce Sánchez que “nos hemos encontrado con diversos conflictos de reconocimiento de derechos económicos, así como solicitudes de baja y su condición (justificada o no). Y lo que sucede es que, al final, este tipo de conflictos llega a transformarse en un conflicto entre socios, que enfrenta las posiciones de cada uno de ellos en cuanto al problema planteado y que exige una actuación de carácter integral para obtener resultados satisfactorios, tanto para la organización como para quienes la integran”.


Para Juan A. Muñoz (Escuela de Mediación de Valencia), ser cooperativa les da ventaja porque “la mediación no es una forma de hacer sino de ser, igual que la cooperativa no es un tipo de empresa, sino una forma de ser de una empresa. Esto nos permite intervenir con una mayor integridad de las peculiaridades de esta forma de agruparse para crear una empresa diferente, que mantiene otros valores distintos a otras entidades mercantiles”.

 

Las cooperativas Escuela de Mediación de Valencia y Listen Up explican qué tiene de ‘mágico’ este procedimiento

 

 

ESCUELA DE MEDIACIÓN DE VALENCIA COOP V

 

Escuela de Mediación de Valencia Coop V.


Tienen una sección en exclusiva desde la que se ofrece un servicio de Comunicación integral y Gestión eficiente de conflictos, que es Funcionamediacion. En estos momentos están ultimando un servicio de mediación online, que puede ser crucial a partir de ahora tanto por las condiciones actuales de movilidad personal y laboral que hacen necesario disponer de herramientas que faciliten la gestión de conflictos a distancia, como por la propia globalización que hace que los conflictos, personales y empresariales, trascienda las fronteras.


Abordan cualquier tipo de mediación en los ámbitos: Familiar, Empresarial (Pymes y Cooperativas), Organizaciones e Instituciones, Educativo (escuelas, institutos, etc.), Clubes deportivos, Centros Sanitarios y Comercio Internacional. Y trabajan desde dos vertientes: la prevención, generando programas y acciones en empresas, organizaciones e instituciones, que van a propiciar ambientes de interrelación personal más respetuosos que aumentan la creatividad, el compromiso y la producción. Estableciendo protocolos que permiten detectar y neutralizar a tiempo las situaciones generadoras de conflicto; y la intervención, acompañando a las partes en la gestión del conflicto para que puedan trabajarlo desde la escucha y la empatía mutuas.


El equipo que integra Escuela de Mediación de Valencia Coop V es multidisciplinar, lo que les permite integrar en su metodología diversas disciplinas sociales que abarca desde la Teoría de la Comunicación, pasando por la Inteligencia Emocional, hasta llegar a la Teoría General de Sistemas. “Hemos comprobado que todas ellas envuelven aspectos necesarios y complementarios para conseguir un servicio de mediación de calidad por el cual conseguir acuerdos eficaces y sostenibles en el tiempo y que, además, facilite la gestión eficaz de conflictos futuros de forma autónoma”, asegura Juan A Muñoz.


Ellos tienen muy presente la idea formulada por Albert Einstein que dice: "No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos”. Así es que Funcionamediación propone un cambio de paradigma, para poner en valor la escucha de las personas y para cambiar el enfoque de los conflictos.

 


EN BUSCA DE UN FINAL FELIZ


Nos cuentan que la mediación no puede obrar milagros si las partes no acuden con la intención honesta y decidida de intentar buscar una solución y en esto también importa mucho escoger el momento adecuado, porque las personas necesitan estar preparadas para ello. Pero de lo que no les cabe duda es de que muchas veces la mediación es “un poco mágica”, porque cuando las personas se encuentran en un entorno de escucha y de respecto experimentan sin quererlo un cambio de actitud, lo que obra, también, un cambio en el relato del conflicto, creándose un nuevo escenario donde los implicados pueden distanciarse mejor del conflicto para resolverlo.


Entre los casos que han llevado, recuerdan el conflicto surgido entre dos hermanas a causa del reparto de una herencia. Llevaban más de seis meses prácticamente sin hablarse. “En la segunda sesión de mediación, conseguimos acordar de manera consensuado este reparto. Cuando yo les pregunté cómo era posible que en seis meses no hubieran conseguido ni hablar y en tres horas estuviera todo resuelto, ellas me contestaron que hasta ese momento no habían podido hablar tal como lo habían hecho ahora. Es en esos momentos donde experimentas como mediador o mediadora, que tu labor aporta valor a la consecución de algo de paz, en estos momentos de crispación y enfrentamiento, y te permite disfrutar de lo que haces”.

 


SOMOS COOPERATIVA PORQUE…


“La contestación a esta pregunta es doble; por un lado, escogimos la forma cooperativa puesto que nos ofrecía unas facilidades de constitución y de manejo mucho más ágiles que una SL o SA, y también teníamos la posibilidad de acceder a una serie de ayudas que es innegable que facilitan mucho, sobre todo en los inicios… Ya hemos recibido la subvención por incorporación de socios y esperamos recibir el resto entre febrero y marzo, ¡un alivio!, nos permite tener cierta tranquilidad con los costes fijos…. Pero, quizá, la razón de peso que fuimos descubriendo, conforme avanzábamos en la creación del proyecto, era que encajaba muy bien la filosofía del cooperativismo con la idea del proyecto que estábamos conformando, donde principios rectores como la colaboración, la cooperación, la igualdad, compartir con la sociedad, etc. queríamos que fueran nuestros objetivos como entidad. Y así fue como empezamos con una motivación y terminamos descubriendo que estamos en el camino correcto con el vehículo adecuado”.


CONTACTAR CON ESCUELA DE MEDIACIÓN DE VALENCIA COOP V


Web www.funcionamediacion.com
Facebook https://www.facebook.com/Funcionamediacion
Twitter @Funcionamediac1
Mail Info@funcionamediacion.com
WhassApp 608 00 72 93

Personas de contacto Victorina Bastante Soler y Juan A. Muñoz Lorenzo

 

 

LISTEN UP COOP V

 

Listen Up Coop V


Ofrecen formación e intervención en procesos de mediación y gestión de conflictos personales, grupales y organizacionales en los ámbitos: Familar, Comunitario, Civil, Mercantil, Concursal, Organizacional, Escolar y también en el Penal. En este último ámbito, nos explican, “se realiza en casos de comisión de delitos y con la mediación lo que se consigue es la reparación del daño de la víctima y, en el caso del infractor, la reducción de pena o, en caso de que esté en prisión, beneficios penitenciarios. En el Anteproyecto de la Ley de Enjuiciamiento Criminal se recoge la mediación penal, ya que hasta este momento su regulación está contemplada únicamente en el Estatuto de la Víctima”.


Las personas que integran el equipo de Listen Up Coop V proceden de la abogacía. “Decidimos dedicarnos a esta rama del derecho por nuestra pasión por la mediación puesto que da respuesta a las necesidades de las personas u organizaciones que necesitan obtener una respuesta rápida, eficaz y satisfactoria a sus conflictos”, explica Yolanda Sánchez.


Aparte de las mediaciones entre particulares derivadas de problemas familiares (divorcios, herencias…), llevan bastantes casos para organizaciones sociales de diverso tipo, también para sociedades mercantiles y cooperativas. “Se trata, mayoritariamente, de conflictos entre socios, problemas de dirección/gerencia con o entre cargos intermedios y conflictos en la empresa familiar”, comentan.


Pero sea el ámbito que sea, el objetivo que les mueve, manifiestan, “es ayudar a solucionar conflictos y mejorar las relaciones personales o profesionales de los miembros de grupos, organizaciones, empresas o comunidades de personas a través de dinámicas innovadoras, participativas y transformadoras que permiten avanzar hacia un objetivo común”.

 


LOGRAR CAMBIOS PROFUNDOS


Según su experiencia, “no hay ningún expediente de mediación en el que no haya habido un cambio de actitud en sentido positivo hacia la utilidad del propio procedimiento de la mediación, tanto si se ha llegado a un acuerdo como si no, y lo más significativo es que mejora las relaciones entre los/las mediados/as”. Lo atribuyen a que las personas que acuden a su servicio “han encontrado un espacio para poder dialogar sin tensión y se sienten escuchadas gracias a la utilización de la comunicación positiva que ha facilitado el/la mediador/mediadora. Esto facilita mucho llegar a un entendimiento y, por tanto, a un acuerdo basado en el consenso”.


Entre todos sus casos, recuerdan uno especialmente delicado: un matrimonio de sexagenarios, en el que el marido se había ido de casa y había roto la relación sin formalizar separación legal ni divorcio. Después de un par de años de hacer vidas independientes y a consecuencia de un intento de suicidio de él, los médicos recomiendan que se vaya a vivir al domicilio de su esposa y una de sus hijas para que éstas le vigilen y le ayuden física y mentalmente en la recuperación.


“Tras un tiempo en el que el hombre se estabiliza, pero sigue en la vivienda al no tener donde ir, acuden ambos a mediación porque la convivencia es difícil, ya que no son pareja de nuevo, pero comparten vivienda y existen roces y problemas entre ellos y con las hijas en común, respecto a la expectativa que cada miembro de la familia tiene con relación a la situación generada tras todo lo sucedido y a cómo va a funcionar esa familia en ese nuevo contexto. Se interviene con sesiones individuales a cada uno de los miembros (en total son cinco), y posteriormente se interviene con el matrimonio (que no pareja) en el que se consiguen acuerdos para definir roles, establecer mecanismos y nuevas vías de comunicación eficaz cuando surgen los problemas, aclarar perspectivas y necesidades de cada parte, y conjugar y distribuir derechos y obligaciones de todos los miembros de la familiar en el peculiar y nuevo contexto familiar creado tras el periodo de separación y tras los problemas médicos y de salud del padre, todo ello teniendo en cuenta que el matrimonio siguió conviviendo pero no retomó la relación de pareja sentimental como tal”.

 


SOMOS COOPERATIVA PORQUE…


“Creemos en el sistema de cooperación y trabajo en equipo. Nos sentimos identificados con los principios cooperativos por nuestro objeto social, así como por nuestra forma de trabajar”.

 

 

CONTACTAR CON LISTEN UP COOP V


Web https://www.equipolistenup.es/
Facebook https://www.facebook.com/Listen-UP-Gesti%C3%B3n-eficaz-de-conflictos-272162193320786
Linkedin https://www.linkedin.com/company/equipolistenup/?viewAsMembrer=true

Mail jurislex@icav.es

Teléfono 96 370 03 63

Contacto: Yolanda Sánchez

 

 

ARTÍCULO RELACIONADO

 

Conciliación, mediación y arbitraje: la alternativa a la vía judicial de las cooperativas

https://blog.fevecta.coop/Conciliacion-mediacion-y-arbitraje/

 

 

 

 

Ana  Real

Ana Real

Soy periodista y máster en comunicación radiofónica. Como responsable de Comunicación de la Federación Valenciana de Empresas Cooperativas de Trabajo Asociado (FEVECTA) me ocupo, entre otras cosas, de coordinar este Blog. El cooperativismo y las cooperativas necesitan un relato para explicarse, para dar a conocer a la sociedad que son otra manera de hacer empresa: más humana, responsable y conectada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Y, precisamente, ese relato es el que intento construir en cada uno de mis artículos para llegar cada día a más personas.

MÁS ARTÍCULOS DE LA AUTORA

PALABRAS CLAVE

COMENTARIOS

03/02/2021 18:27 Fco Javier Sanz Martínez

Como tu bien dices Ana, las cooperativas necesitan un buen relato para darse a conocer, y desde el propio convencimiento dar a conocer su particular idiosincrácia. Por lo demás sobre el articulo me quedo con determinadas frases: "Cooperativismo desde la escucha,el respeto, la inclusión y la igualdad" "Los conflictos existen aunque no queramos verlos" Y sobre todo tener presente " la cultura del esfuerzo" que debe de estar presente en todo ,para así poder llegar a esa "cultura del acuerdo" que mencionais y lamentablemente esta muy ausente. Gracias por tus articulos.

ESCRIBE TU COMENTARIO

Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo 

PARTICIPA

Si te ha gustado el post y quieres apoyar la difusión de la empresa cooperativa te voy a pedir 3 cosas:


1. Comparte este post en redes sociales utilizando los botones al final del artículo

2. Deja un comentario con tu opinión.

3. Envía una pregunta relacionada con el mundo emprendedor cooperativo, que te preocupe y quieras conocer nuestra opinión.

subir