Reflexiones

Desafíos y oportunidades del cooperativismo de trabajo en un mundo en transformación

20/06/2022 

Juventud, intercooperación, tejer comunidad, modelos emergentes, digitalización... y valores

para qué sirve el culo

La semana pasada Valencia se convirtió en un hub del Cooperativismo y la Economía Social mundial con motivo de la celebración del 33 Congreso Internacional del CIRIEC.Nada menos que un Nobel de Economía como Paul Krugman pronunciaba la conferencia inaugural, bajo el título ‘Cooperar para un futuro mejor’. Krugman analizó la influencia de la economía social en dos aspectos: las desigualdades económicas y el cambio climático,y, entre otras cosas, dijo que “la economía social tiene un efecto igualador en la sociedad”.

 

Pero hubo más, la profesora de Economía de la Innovación y Valor Público en el University College London (UCL) y directora Fundadora del Instituto de Innovación y Propósito Público de la UCL, Mariana Mazzucato, intervino en la sesión de clausura del congresoy subrayó que “la economía social no es otra parte de la economía, sino que es la forma en la que se debe hacer economía para que haya colaboración entre las organizaciones y para que no se piense solo en el 10% de la población”. En este sentido, la economista destacó que “no hay ningún modelo mejor que el cooperativismo para encarar los cambios necesarios en la forma de hacer economía”, porque, en su opinión“ no es perfecto, pero es un gran ejemplo”.

 

La verdad es que escuchar estas afirmaciones y pensamientos provenientes de personas tan destacadas contribuye a reafirmar convicciones, a apostar más fuerte por lo que estamos haciendo. Pero, lejos de la grandilocuencia de los discursos (que ya nos va bien de vez en cuando para hacernos ver y respetar), cada día levantan la persiana algo más de 1.600 cooperativas de trabajo valencianas, cerca del 80% del total del cooperativismo de la Comunitat. Pequeñas y medianas empresas con su propia visión de la realidad, sus inquietudes y preocupaciones acerca del inmediato futuro de su sector, de su empresa, y a las que también hay que escuchar para, en colaboración con ellas, orientar en el sentido adecuado la práctica empresarial y responder adecuadamente a los desafíos de un mundo en constante transformación.

 

Eso es lo que ha querido hacer FEVECTA con la celebración de su 9º Congreso, escuchar a las cooperativas de trabajo valencianas. En este encuentro, y bajo el lema “Generación Coop: diversa, participativa y sostenible”, toda una declaración de intenciones y un mensaje a la sociedad, más de 120 de socios y socias de cooperativas de trabajo de todos los sectores de actividad han participado para decidir las líneas estratégicas de la organización y del sector para el período 2022-2025.

 

 

Nueva puesta a punto del cooperativismo

 

Durante el Congreso de FEVECTA, su presidente, Emilio Sampedro, en referencia a las transformaciones y retos del inmediato futuro que surgen de la aplicación de los Fondos Next Generation de la UE y del Plan de Recuperación y Resiliencia del Gobierno de España, señaló que “la transición hacia una economía más ecológica, digital y resiliente que se viene anunciando ha de ser el revulsivo para una nueva puesta a punto del cooperativismo, siempre desde nuestros valores y principios”.

 

Y entre los retos e inquietudes que las cooperativas pusieron sobre la mesa más profusamente se encuentra la necesidad de encontrar relevo generacional en sus cooperativas. Aquellas que se crearon hace 30, 35 o 40 años ven ahora llegado el momento de la jubilación para muchas de las personas que las fundaron. Una jubilación casi en bloque, que a la cooperativa le supone un doble desafío: el empresarial y el generacional.

 

Y para afrontar ese desafío afloró la necesidad de atraer a la juventud al cooperativismo de una manera más numerosa como relevo natural. Porque, es cierto que desde el Servicio de Atención a Emprendedores de FEVECTA vemos que cada año se crean más cooperativas integradas por jóvenes y eso es una buenísima noticia para el sector. Es la constatación de que los principios y valores del cooperativismo conectan con una parte de la juventud que encuentra en los valores cooperativos un fiel reflejo de los suyos, además de una fórmula de emprendimiento con ventajas, que también está muy bien, porque si algo les sobra a los jóvenes ahora mismo son dificultades de acceso al mundo laboral.

 

Por tanto, lo que parece que hace falta, como remarcaban algunas cooperativas durante el Congreso de FEVECTA, es hacer atractivos esos proyectos cooperativos veteranos que en su día fueron creados por otros equipos de personas con otras ideas y otros sueños, y abrirlos a los intereses y las aspiraciones de la gente joven, dejarles un espacio para la creatividad, para que puedan sentirlos también como algo propio y algo compartido.

 

 

Caladeros cooperativos emergentes

 

La aparición de modelos empresariales emergentes se concibe como un ‘caladero cooperativo’ para la juventud, como baza para atraer el talento joven a la vez que se da respuesta a las nuevas demandas de la ciudadanía, se habló de las comunidades energéticas locales, del cohousing o del cooperativismo de plataforma, en conexión con las oportunidades de la digitalización.

 

La digitalización ha sido, sin duda, otro de los conceptos más nombrados durante este encuentro cooperativo por la transversalidad de este fenómeno que genera en el mundo cooperativo interés e inquietud a partes iguales. Se echa en falta un mayor conocimiento acerca de su aplicación concreta en cada actividad y en cada realidad para sacarle todo el rendimiento posible, y se plantea dotarse de herramientas colaborativas que ayuden a intercooperar y compartir conocimientos, experiencias y prácticas concretas en este y otros ámbitos.

 

 

Intercooperar, generar comunidad

 

Porque si algo se ha puesto de manifiesto durante este 9º Congreso de FEVECTA es la fortaleza de generar comunidad. Los valores cooperativos comunes son el pegamento de una gran comunidad empresarial que bajo el paraguas de FEVECTA aspira a alcanzar su máximo desarrollo. Juntas las cooperativas se saben más fuertes. La intercooperación es la vía para llegar donde no es posible hacerlo solas. Las cooperativas que se crean hoy son mayoritariamente micropimes. Es normal, pasa también fuera del cooperativismo. Por eso, entre otras cosas, el cooperativismo de trabajo pide instrumentos de financiación adecuados a su dimensión para abordar proyectos de innovación, por ejemplo, o iniciativas que favorezcan la intercooperación con la que alcanzar el tamaño necesario para optar a proyectos que de otra forma serían inalcanzables.

 

Actuar como comunidad, como lobby, supone poner por delante lo que se tiene en común, dejando a un lado las diferencias sectoriales, empresariales o territoriales. Eso es FEVECTA en realidad. Algo que también se comentó durante los debates del congreso, donde se abordó la necesidad de fortalecer la presencia del cooperativismo valenciano en todos los ámbitos de la sociedad, ganar influencia en los procesos legislativos que afectan a la fórmula empresarial, tanto en el ámbito autonómico como nacional, para que se tengan en cuenta las especificidades del modelo.

 

En cuanto a la territorialidad, las cooperativas piden ahondar en la descentralización territorial que FEVECTA ha tratado siempre de promover desde su red de oficinas en las tres provincias para atender mejor todo tipo de necesidades. Ciertamente, es un reto y una oportunidad a la vez. La existencia de cooperativas de trabajo dispersas por todo el territorio de la Comunitat Valenciana favorece y dificulta a la vez la acción de promoción y fomento del cooperativismo. El cooperativismo de trabajo es un fenómeno urbano y también rural. Por eso, la territorialidad va a ser una línea a intensificar en los próximos años.

 

Por último, quisiera referirme a la voluntad de participación de las cooperativas en los procesos de toma de decisiones de la entidad FEVECTA. La asistencia al propio Congreso ha sido una muestra. Las cooperativas desean profundizar en los procesos de democracia interna de la organización como muestra indudable de su compromiso con lo colectivo. Un indicativo de que existe un proceso de renovación y recambio de abajo a arriba, que augura la continuidad del proyecto de FEVECTA como espacio de encuentro al servicio de las cooperativas de trabajo valencianas.

Ana  Real

Ana Real

Soy periodista y máster en comunicación radiofónica. Como responsable de Comunicación de la Federación Valenciana de Empresas Cooperativas de Trabajo Asociado (FEVECTA) me ocupo, entre otras cosas, de coordinar este Blog. El cooperativismo y las cooperativas necesitan un relato para explicarse, para dar a conocer a la sociedad que son otra manera de hacer empresa: más humana, responsable y conectada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Y, precisamente, ese relato es el que intento construir en cada uno de mis artículos para llegar cada día a más personas.

MÁS ARTÍCULOS DE LA AUTORA

PALABRAS CLAVE

COMENTARIOS

No hay comentarios en este artículo, escribe tú el primero

ESCRIBE TU COMENTARIO

Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo 

PARTICIPA

Si te ha gustado el post y quieres apoyar la difusión de la empresa cooperativa te voy a pedir 3 cosas:


1. Comparte este post en redes sociales utilizando los botones al final del artículo

2. Deja un comentario con tu opinión.

3. Envía una pregunta relacionada con el mundo emprendedor cooperativo, que te preocupe y quieras conocer nuestra opinión.

subir