Buenas prácticas

Cèrcol Coop V, una cooperativa de trabajo productora y comercializadora de arroz 100% valenciano y sostenible

07/12/2020 Ana Real

"La fórmula cooperativa es la que más empodera a los trabajadores y más partícipe hace a la sociedad del desarrollo de nuestra iniciativa. También es la fórmula más participativa y plural"

Cèrcol Coop. V.

Cèrcol es una joven cooperativa de trabajo asociado de Sueca (València) que acaba de cumplir su primer año de vida y lo ha celebrado con su primera cosecha de arroz. Es arroz valenciano y sostenible, porque Cércol lo cultiva, lo elabora y lo envasa cerca de sus consumidores. “Nuestro objetivo es ofrecer un producto que aporte valor a la sociedad, al medio ambiente y fuertemente identificado con el territorio y el consumidor valenciano”, explica Teresa Llorca, socia de la cooperativa y 50 por ciento del tándem que forma en esta aventura empresarial junto a su compañero Miquel Matoses.


Teresa es técnica en Producción Agroecológica por la Escuela de Capacitación Agraria de Catarroja y Cèrcol es su primera experiencia laboral en el mundo agroalimentario.


Por su parte, Miquel es graduado en Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural por la UPV y desde el principio quiso especializarse en el arroz. Seguramente, en la decisión tuvo bastante que ver el hecho de que su familia lleve generaciones dedicada a su cultivo.


Juntos han creado Cèrcol Coop V, “nuestra manera de aportar innovación y poner en valor el trabajo arrocero actual, para poder llegar directamente al consumidor ahorrando intermediarios”, declaran. Su idea de negocio, según confiesan, responde a una necesidad, “la que tiene el campo valenciano actual de reinvención. Otros sectores agrícolas han tenido que reinventarse tras una crisis para sobrevivir. En el sector del arroz la concentración de la demanda en los últimos años hace pensar que en el futuro será necesaria una diversificación del producto y una apuesta por la calidad diferenciada”.

Teresa Llorca y Miquel Matoses

Ellos han estudiado bien todas las posibilidades de esta idea antes de poner en marcha Cèrcol. En 2018, viajaron a Australia para trabajar en la campaña de arroz de Randall Organic Rice, la principal marca de arroz ecológico del país. De aquella experiencia, dicen, “aprendimos el funcionamiento de una explotación familiar de arroz ecológico”, que ha conseguido ser lo que hoy es sirviéndose de un micromolino. Además, Miquel tiene un posgrado sobre emprendimiento de la Universidad de Bangkok, capital del principal productor y exportador de arroz del mundo.


En 2019, llegó el momento de hacerse cargo de los arrozales de la familia, cerca de 500 hanegadas de tierra, distribuidas en 30 campos de arroz en el término de Sueca, y de crear Cércol. Con ese nombre han querido hacer un guiño a una expresión muy utilizada en el campo y, a la vez, conectarlo con la silueta que forma la luz alrededor de la luna las noches en las que hay humedad.


Pues bien, un año después Cércol ya ha puesto nombre a la primera cosecha de arroz que van a comercializar con el marchamo 100% valenciano y sostenible. “Nuestro arroz no solo evita el uso de productos postcosecha para la conservación, sino que además optamos por elaborarlo a demanda del cliente. Esto nos permite que sea altamente personalizable, evitando también residuos plásticos”, explican.

Arrozal
Arrozal
Arrozal

Reservar la primera cosecha por crowfoundig

 

En un año han creado la cooperativa, han plantado y recogido una cosecha y están en pleno proceso de comercialización del producto, y todo eso en plena pandemia. “Ha sido un año complicado para todos. Nosotros hemos aprendido mucho y consideramos que hemos tenido errores y aciertos. La mayor parte del tiempo hubiéramos preferido que el proceso fuera más fácil, pero por suerte hemos sabido adaptarnos a las dificultades”, reconoce Teresa.

 

Pero ellos han sabido hacer de la dificultad virtud, como suele decirse, y sacarle partido a su carácter diferencial y a los valores de un comercio de proximidad, con todo lo que eso significa. Desde el principio tuvieron claro que tenían que darse a conocer y ganarse el favor del consumidor responsable al que se dirigen, así que se embarcaron en una campaña de crowfounding a través de la plataforma Verkami para que sus consumidores potenciales pudieran reservar arroz de su primera cosecha. “Nuestro objetivo fue ambicioso, de 20.000 euros, para poder estar seguros de la viabilidad del proyecto”, explica Miquel, “lo alcanzamos en las últimas horas y gracias a que la plataforma hizo una prórroga de cinco días más”.


Para conseguir llegar al máximo número posible de consumidores, grabaron un video promocional, producido por la productora Tresdeu Coop V y lanzaron una campaña en redes sociales mostrando el diseño de packaging de sus productos, firma del Estudio Joan Rojeski Coop V. “Nuestro objetivo es contar siempre que se pueda con otras cooperativas para nuestras necesidades. Nos gustó mucho trabajar con estas dos en concreto y estamos determinados a seguir contando con ellas para proyectos futuros.


Al final consiguieron 400 ‘mecenas’ que reservaron su arroz. “Ahora, como nuestro producto ya les está llegando, muchos están compartiéndolo en redes sociales y cada día tenemos nuevos pedidos”, señala Teresa.
Eso ayuda a contrarrestar los efectos de la pandemia que, aunque reconocen que no ha afectado directamente a su trabajo, “sí que nos ha afectado porque algunos proyectos, materiales, etc. que necesitábamos se han retrasado. Y, por otra parte, también queríamos ofrecer un producto más experiencial, que nuestros clientes pudieran ver in situ todo el proceso, y eso sí que se ha visto limitado con cada nueva restricción sanitaria”, lamentan.

 

 

Una apuesta por los valores del cooperativismo


Del mismo modo que Cèrcol no ha querido ser una marca más de arroz, tampoco ha querido ser una empresa más. Ha apostado por los valores del cooperativismo porque también son los suyos y los que mejor casan con la filosofía de su proyecto.


“Para nosotros es muy importante que el producto que creamos sea bueno para la sociedad. Creemos que la fórmula cooperativa es la que más empodera a los trabajadores y más partícipe hace a la sociedad del desarrollo de nuestra iniciativa. También es la fórmula más participativa y plural”, reconocen.


Para constituir la cooperativa, contaron con el asesoramiento y el acompañamiento del servicio de atención a emprendedores de FEVECTA. “Nos ha ayudado mucho a saber cómo debíamos crear la cooperativa y nos ha facilitado algunos trámites administrativos”.


“Necesitábamos saber exactamente qué requisitos y criterios teníamos que cumplir. El acceso a la información necesaria cuando el proyecto se sale un poco de lo común es muy complicado y muchas veces es ambigua y poco clara”, dicen.


Por el hecho de constituir la cooperativa, se han beneficiado de una serie de ayudas de la Generalitat Valenciana destinadas a este tipo de empresa que están pendientes de recibir. “Creemos que es interesante que se ofrezcan ayudas y puede ser un incentivo, pero tal vez sería preferible avanzar hacia un sistema que facilite la creación y el desarrollo de propuestas económicas sostenibles, eliminando obstáculos y trabas administrativas y favoreciendo la formación de toda la sociedad sobre sus beneficios” proponen.


Pero de todo lo vivido en los últimos meses, Teresa y Miquel, dicen quedarse con lo positivo, “sentir que, a pesar de las dificultades, el proyecto avanza, que mucha gente ha confiado en nosotros y que tenemos capacidad para afrontar obstáculos que no esperábamos”.


En el momento en que realizamos esta entrevista, Teresa y Miquel todavía están enfrascados en la comercialización, enviando las recompensas del crowfounding a sus mecenas, como ellos les llaman y, a la vez, ultiman los trabajos de una nueva web preparada para el comercio on line que tendrán lista muy pronto. Con todo esto, a corto plazo, dicen, “esperamos consolidar los cimientos del proyecto durante este año y aprender a continuar con el proceso de manera más efectiva”.


Y aspiran también a ampliar la base social de Cèrcol con nuevos agricultores que, como ellos, huyan de los intermediarios en la comercialización de sus cosechas. “En función de la demanda de nuestro producto, aumentaremos los productores. De momento, todavía nos basta con nuestro propio arroz, pero si seguimos creciendo conocemos otros agricultores con los que compartimos valores y ganas de innovar que podrían incorporarse con las mismas condiciones”.

Tw: @CercolCoop
Facebook: https://www.facebook.com/cercolcoop/
Instagram: https://www.instagram.com/cercolcoop/
Linkedin: https://www.linkedin.com/company/cercolcoop/

 

 

texto alternativo

Ana  Real

Ana Real

Soy periodista y máster en comunicación radiofónica. Como responsable de Comunicación de la Federación Valenciana de Empresas Cooperativas de Trabajo Asociado (FEVECTA) me ocupo, entre otras cosas, de coordinar este Blog. El cooperativismo y las cooperativas necesitan un relato para explicarse, para dar a conocer a la sociedad que son otra manera de hacer empresa: más humana, responsable y conectada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Y, precisamente, ese relato es el que intento construir en cada uno de mis artículos para llegar cada día a más personas.

MÁS ARTÍCULOS DE LA AUTORA

PALABRAS CLAVE

COMENTARIOS

No hay comentarios en este artículo, escribe tú el primero

ESCRIBE TU COMENTARIO

Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo 

PARTICIPA

Si te ha gustado el post y quieres apoyar la difusión de la empresa cooperativa te voy a pedir 3 cosas:


1. Comparte este post en redes sociales utilizando los botones al final del artículo

2. Deja un comentario con tu opinión.

3. Envía una pregunta relacionada con el mundo emprendedor cooperativo, que te preocupe y quieras conocer nuestra opinión.

Financia

Generalitat Valenciana - Conselleria d'Economia Sosteible, Sectors Productius, Comerç i Treball
subir