blog FEVECTA portada

SECCIONES

SUSCRIPCIONES

Escribe tu email y te enviaremos un boletín periódicamente con los nuevos artículos publicados


 Quiero recibir también el boletín de FEVECTA
Política de protección de datos  

Reflexiones sobre el emprendimiento cooperativo, la gestión participativa y el trabajo en equipo

7 principios, 7 mujeres: El empoderamiento de la mujer en el entorno empresarial cooperativo.

08
MAR

2020

7 PRINCIPIOS, 7 MUJERES

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, hemos convocado a 7 mujeres para que nos cuenten su experiencia personal y laboral. Tienen edades diferentes, perfiles profesionales variados y han desarrollado su trabajo en contextos muy diversos. Sin embargo, todas ellas tienen algo en común: Son o han sido cooperativistas y esta experiencia les ha marcado de manera indefectible y positiva.


En conexión con los  7 principios cooperativos  y a través de los testimonios de estas  7 mujeres  que han desarrollado una parte fundamental de su carrera profesional en este entorno, queremos mostrar de qué manera o maneras la aplicación de los principios y valores que configuran el modelo empresarial cooperativo y que le confieren su particular manera de hacer empresa, ha supuesto un acicate o un entorno más favorable para su desarrollo personal y profesional.


Nuestras 7 entrevistadas ejemplifican el valor de todas las mujeres que con mayor o menor dificultad trabajan cada día desde sus respectivos puestos de responsabilidad por derribar estereotipos de género, por reivindicar el valor del talento femenino y por contribuir a normalizar la presencia de las mujeres en espacios hasta ahora poco frecuentados por ellas. En definitiva, por hacer de la igualdad algo normal e imprescindible en nuestros días.
Sabemos que hay otras muchas mujeres cuyo ejemplo podría ser igual de valioso, de ahí la dificultad de escoger tan solo a siete. No obstante, las mujeres a las que hemos entrevistado presentan, asimismo, una vinculación particularmente especial con uno de los 7 principios cooperativos bien por su propia trayectoria en el seno del cooperativismo valenciano bien por la de su cooperativa o bien por ambas razones. A todas ellas agradecemos que hayan aceptado esta propuesta y que nos hayan dedicado un poco de su valioso tiempo.


Rebeca, Imma, Empar, Isabel, María, Raquel y Mª Jesús nos han contestado a cuatro preguntas: tres comunes y una específica referida a un principio cooperativo concreto, seleccionado especialmente para cada una de ellas.

Rebeca Requena Casado

 REBECA REQUENA CASADO 

 

Presidenta de Povinet-Sercoval Coop V
Atención a personas y Dependencia

València

 

PRINCIPIO 1: Adhesión voluntaria

 

“Las cooperativas deberían ser el ejemplo de visibilización de la mujer”

Lleva siete años como presidenta de POVINET – SERCOVAL COOP V, cooperativa de trabajo especializada en servicios personales, sociales y comunitarios con 40 años de trayectoria que su madre ayudó a fundar. En ese sentido, asegura que el cooperativismo ha sido una constante en su vida y, también, una vía para escapar de una serie de trabajos precarios y poco motivadores con los que inició su trayectoria laboral. “Ser la presidenta de la cooperativa me ha hecho enriquecerme como persona”, asegura, “porque en SERCOVAL apostamos por el talento de las personas y no por los currículos interminables”.

 

1. A lo largo de su experiencia profesional en su cooperativa, ¿se ha encontrado alguna vez por ser mujer en alguna situación que haya atribuido al denominado ‘techo de cristal’? 


No, nunca me he encontrado con ningún problema por ser mujer en los años que estoy en Sercoval. Creo que he tenido las mismas oportunidades que el resto de mis compañeros y compañeras. De un colectivo de algo más de 300 personas, en nuestra empresa somos un 87% de mujeres y el 70% estamos en puestos de dirección.

 

2. ¿Por qué decidió crear/formar parte de una cooperativa? ¿Como mujer y socia cooperativista, ¿cree que la experiencia vivida en el mundo laboral habría sido diferente de haber desarrollado su carrera profesional en otro contexto?

 

Mi madre ha sido cooperativista desde que yo tengo uso de razón, era un buen modelo a seguir. He podido ver cómo junto con sus compañeras trabajaban y luchaban por la cooperativa en un entorno difícil, ya que se creó en un momento social muy diferente del que vivimos actualmente. Ha sido una incorporación natural, siguiendo el impulso de mi madre. Seguramente, sería muy difícil que en otro modelo de empresa yo pudiera estar al mando. Principalmente, porque creo que hay que estar alineada con los valores que representa la empresa donde trabajas y, en mi caso, yo lo estoy, tanto con los valores de SERCOVAL como con el modelo y valores cooperativos.

 

Quizás en nuestro sector y en nuestra cooperativa el entorno ha sido más favorable para nosotras, pero la realidad de nuestra sociedad es que aún se está muy lejos de la paridad en consejos de administración de grandes empresas y otros cargos directivos. Las cooperativas deberían ser el ejemplo de visibilización de la mujer.

 

3. ¿Qué consejo o consejos daría a otra mujer que ahora mismo esté en proceso de emprender en cooperativa o de incorporarse a una?

 

Mi consejo para otras mujeres que inicien su vida laboral en una cooperativa es que se impliquen al máximo, que participen en la cooperativa de forma activa. Tenemos una fórmula muy democrática que permite dar nuestra voz y voto en las asambleas. Esto solo se produce en un modelo empresarial como el cooperativo y no en otros modelos empresariales. Para mujeres emprendedoras: mucha constancia, ilusión y que siempre pongan en práctica los siete valores cooperativos.

 

4. Desde su visión personal, ¿qué importancia o peso ha tenido la aplicación del principio nº1 (Adhesión voluntaria) en el nacimiento/desarrollo/diferenciación de su cooperativa?

 

Desde mi visión personal, creo que fue fundamental que al proyecto inicial de siete personas se fueran uniendo más personas. En nuestra historia de 40 años han pasado personas muy valiosas y todas ellas han aportado algo diferente a la cooperativa. Es un proceso donde siempre estás en continuo aprendizaje. También es verdad que considero fundamental que las personas que entren a formar parte de la cooperativa se impliquen en el proyecto empresarial. El modelo empresarial cooperativo requiere personas generosas, luchadoras y que trabajen por un interés común. Creo que esa es una de las claves del éxito de una cooperativa. Debe de existir interés mutuo, porque sólo de esta manera se establece un verdadero compromiso.

Inma López

 INMA LÓPEZ PRIMO 

 

Directora de La nostra escola comarcal
Ensenyament

Picassent (València)

 

PRINCIPI 2: Gestió democràtica

 

“Dona i cooperativa caminen juntes defensant la igualtat com un dret, posant fi als estereotips que discriminen a les dones”

És mestra i des de fa vint anys està al capdavant de la direcció de La Nostra Escola Comarcal. Ve de lluny la seua implicació en moltes causes relacionades amb el cooperativisme, l’educació i el compromís amb el territori. Actualment, és membre del Consell Rector de la Unió de Cooperatives d’Ensenyament Valencianes (UCEV), així como de Caixa Popular, forma part del Consell Escolar Valencià i presideix la Fundació Horta Sud.

 

1. Al llarg de la seua experiència professional en la seua cooperativa, s'ha trobat alguna vegada pel fet de ser dona en alguna situació que haja atribuït al denominat ‘sostre de vidre’?


Directament en la meua cooperativa no, però sí que és cert que durant aquests 20 anys al capdavant de la Direcció de l’Escola i des de la meua participació en diferents entorns cooperatius, de vegades, sí que hi ha factors que dificulten la promoció de les dones dintre d’algunes de les organitzacions cooperatives. Barreres invisibles i limitacions encara hi són. La desigualtat existeix i les estadístiques ho demostren.

 

Les estadístiques sobre el nombre de dones en llocs de responsabilitat de les empreses Cooperatives és prou superior que a la resta del món empresarial, però crec que hem de continuar fent més visibles a les dones, avançar encara més perquè les dones estiguem representades als càrrecs de responsabilitat tant a nivell estatal com de les comunitats.

 

 

2. Per què va decidir crear/formar part d'una cooperativa? Com a dona i sòcia cooperativista, creu que l'experiència viscuda en el món laboral hauria sigut diferent d'haver desenvolupat la seua carrera professional en un altre context? 

 

Vaig entrar a formar part de La Comarcal com a mestra d’Educació Infantil i enamorada del fet de treballar en una Cooperativa per la definició dels principis i valors. La meua experiència personal viscuda com a dona i cooperativista és gratificant i està molt vinculada a defensar la igualtat i l’equitat com a valors fonamentals.


Estic agraïda de créixer al llarg dels anys professionalment com a dona en una Cooperativa. La meua decisió de treballar en una Cooperativa i el meu desenvolupament professional ha estat marcat per grans persones, dones i homes del moviment cooperatiu del País valencià.


Ara bé, com diria Marina Subirats: “Necessitem referents femenins per donar més oportunitats a les xiquetes”, i a aquesta afirmació jo afegiria que necessitem dones referents en el moviment Cooperatiu.

 

 

3. Quin consell o consells donaria a una altra dona que ara mateix estiga en procés d'emprendre en cooperativa o d'incorporar-se a una?

 

El meu consell seria el mateix, lluitar perquè el sostre de ciment, aquell que fa que en ocasions ens aturem, aquell que de vegades ens diu a cau d’orella no, es puga convertir en un clar que sí... Hem de continuar la lluita pels nostres drets des de la coresponsabilitat individual i col•lectiva.

 

Dona i cooperativa caminen juntes defensant la igualtat com un dret, posant fi als estereotips que discriminen a les dones, treballant perquè és essencial la conciliació de la vida laboral i familiar... La igualtat és una oportunitat per a les cooperatives, per a la societat...

 

 

4. Des de la seua visió personal, quina importància o pes ha tingut l'aplicació del principi nº2 (Gestió democràtica) en el naixement/desenvolupament/diferenciació de la seua cooperativa?

 

La gestió democràtica sols pot ser eficient i eficaç des de la igualtat. Els socis i les sòcies tenim dret al vot però com a cooperativa tenim l’obligació de continuar fixant polítiques d’Igualtat. El nostre compromís amb la societat es fa realment palés cada vegada que promocionem a dones per a ocupar llocs de responsabilitat.


Hem de lluitar perquè les polítiques de discriminació positiva en les nostres cooperatives donen pas a les dones capaces d’assumir càrrecs de responsabilitat en qualsevol àmbit de la societat.











Empar Martínez Bonafé

 EMPAR MARTÍNEZ BONAFÉ 

 

Grup Florida Educació Coop V

Ensenyament

Catarroja (València)
Directora General d'Indústria, Energía i Mines de la Conselleria d'Economia Sostenible, Sectors Productius, Comerç i Treball.

 

PRINCIPI 3: Participació econòmica

 

“Una cultura on la participació és un valor facilita la diversitat i l'empoderament”

L’actual directora general d’Indústria, Energia i Mines de la Conselleria d’Economia Sostenible, Sectors Productius, Comerç i Treball és sòcia cooperativista en excedència de Grup Florida Educació Coop V, ubicada a Catarroja (València).


La seua trajectòria professional en aquesta cooperativa d’ensenyament suma més de 20 anys, d’ells quatre com a presidenta i 13 com a directora general.


Fa uns anys, va encetar una etapa en l’administració pública valenciana, primer a la Conselleria d’Hisenda, com a directora general de Sector Públic Empresarial, Model Econòmic i Patrimoni i, des de la segona legislatura del Botànic, al seu lloc actual.

 

1. Al llarg de la seua experiència professional en la seua cooperativa, s'ha trobat alguna vegada pel fet de ser dona en alguna situació que haja atribuït al denominat ‘sostre de vidre’?

 

 

Concretament a la meva cooperativa no he trobat aquests entrebancs perquè la cultura organitzativa facilitava la correcció de determinades pràctiques molt habituals a altres espais professionals. M’explique:
El fet que les persones tinguem el dret i deure de participar en la vida societària fa que dones sense cap ambició individual ens vegem amb la obligació de la coresponsabilitat, això ens fa optar a ser elegides com a membres d’un Consell rector o altre òrgan de decisió; aquesta decisió, moltes vegades presa per compromís, per responsabilitat, per solidaritat, potser és un primer pas per atrevir-se a governar, a ser triada, a liderar. Aquesta experiència et fa aprendre i, per tant, et dona noves possibilitats que no estarien en una cultura organitzativa en la que no existirà cap altre mecanisme de participació que aquell formalitzat en estructures jeràrquiques i on els canvis sols deriven de la promoció, un dels aspectes més afectats pel “sostre de vidre”.


D’altra banda, tot i que quan jo vaig accedir a la funció directiva els òrgans de direcció estaven masculinitzats, com al 99% de les empreses, a Florida vam incloure la diversitat com un valor i un principi bàsic. En coherència, l’equip de direcció va incorporar varies dones i aquest element també va modificar pràctiques, horaris, formes de fer que, de nou, trenquen un sostre invisible i deixen “passar la llum”.

 

 

2. Per què va decidir crear/formar part d'una cooperativa? Com a dona i sòcia cooperativista, creu que l'experiència viscuda en el món laboral hauria sigut diferent d'haver desenvolupat la seua carrera professional en un altre context? 

 

Ja ho he contestat a la primera pregunta, la resposta és sí, els valors de la meva cooperativa han afavorit el poder créixer, fruit de creure en el valor de la diversitat, el poder deixar créixer el que jo denomine ambició col•lectiva, cal desfer la falsa creença que “les dones no tenim ambició”, no és així, tenim molta i gran ambició, tot i que majoritàriament la motivació és per aconseguiments col•lectius, per a la comunitat, que no personals. Aquest fet correlaciona amb l’autoconcepte més baix que tenim les dones comparat amb els homes, amb l’estil de lideratge femení que tracta d’integrar, compassar, escoltar per davant de guanyar o competir. No parle d’estereotips de gènere sinó de característiques associades a estils de lideratge que, depèn d’on siga exercit, té més o menys possibilitats. Una cultura on la participació és un valor facilita la diversitat i l’empoderament, una cultura basada en el control potser té algun altre avantatge, però no el lligat a estils de lideratge femení, que a més s’ha demostrat generen més beneficis econòmics.

 

 

3. Quin consell o consells donaria a una altra dona que ara mateix estiga en procés d'emprendre en cooperativa o d'incorporar-se a una?

 

Que s’atrevisca a ser ella, que no dubte en prendre la iniciativa, que tracte de jugar diversos rols al llarg de la seva trajectòria, que mai es quede atrapada en falses pràctiques igualitàries o seudocooperatives i que sempre ajude altres dones.

 

 

4. Des de la seua visió personal, quina importància o pes ha tingut l'aplicació del principi nº3 (Participació econòmica de les persones sòcies) en el naixement/desenvolupament/diferenciació de la seua cooperativa?

 

Fonamental, per obligar-nos a agafar el rol de propietàries, de coresponsabilitat, per sentir el projecte com a propi; tot i que moltes persones des del dia primer podíem sentir-nos part, el fet de participar en el capital referma aquest sentiment de pertinença. En el nostre cas, hem fet apostes decidides pel creixement que exigien la participació econòmica, fins i tot en moments de forta crisi econòmica mundial. Crec que aquestes decisions valentes, si son preses de manera correcta, fent al col•lectiu conscient (o conscients col•lectivament) fan créixer els projectes cooperatius amb solidesa i son garantia de futur.

Isabel Montero López

 ISABEL MONTERO LÓPEZ 

 

Directora Asesoría Jurídica y Secretaria General de
Caixa Rural Coop. V. Crédito
Paterna (Valencia)

 

PRINCIPIO 4: Autonomía e independencia

 

“Me encantó el papel fundamental que en el mundo cooperativo se les da a las personas,
sin distinción de género”

Es licenciada en Derecho y dirige la Asesoría Jurídica de Caixa Popular. Es miembro del Equipo de Dirección de esta cooperativa de crédito valenciana en la que también ocupa la Secretaria General de su Consejo Rector.


Representa a la Associació Valenciana de Cooperatives de Crèdit (ACCV) en el Consejo Rector de la Confederació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana.

 

1. A lo largo de su experiencia profesional en su cooperativa, ¿se ha encontrado alguna vez por ser mujer en alguna situación que haya atribuido al denominado ‘techo de cristal’?

 

Para nada. En toda mi trayectoria profesional en Caixa Popular, en ningún momento me he encontrado con situaciones en las que ni siquiera se intuyera la aplicación del conocido como “techo de cristal”. Creo que puedo afirmar que ni en mi caso ni en el de ninguna de mis compañeras.

 

 

2. ¿Por qué decidió crear/formar parte de una cooperativa? ¿Como mujer y socia cooperativista, ¿cree que la experiencia vivida en el mundo laboral habría sido diferente de haber desarrollado su carrera profesional en otro contexto?

 

Cuando conocí el modelo de Caixa Popular, como decimos muchos de los que formamos parte de este proyecto, me enamoré. Me fascinó el modelo de gestión cooperativo, en el que los socios tienen la posibilidad de participar en la gestión. Me pareció interesante el modelo de propiedad y, lo más importante, la impronta de los valores tan esenciales que impregna el modelo cooperativo, tan olvidado en otros ámbitos empresariales.


Me encantó el papel fundamental que en el mundo cooperativo se les da a las personas. Tanto las personas socias como a las personas a las que se dirige la actividad que en su caso desarrolle la cooperativa.


Y digo personas, precisamente sin hacer distinción al género femenino o masculino. Aquí eres igualmente válido si eres hombre o mujer y no hay estigmas de género ni en el día a día ni cuando se ocupan puestos de responsabilidad. En Caixa Popular, eres ante todo persona, sin que sea determinante tu sexo.


Sin duda estoy convencida que mi evolución profesional habría sido muy diferente en el caso de haber desempeñado mi trabajo en otro ámbito empresarial que no fuera el cooperativo.


En Caixa Popular, he tenido la gran suerte de poder desarrollarme profesionalmente sin barreras, de manera igualitaria al resto de profesionales que trabajan en la entidad, y me han brindado de forma totalmente natural, sin condicionantes, la posibilidad de participar en multitud de foros y de nutrirme de la experiencia y el conocimiento del mundo cooperativo, que siempre busca colaboración y sinergias con sus cooperativas “hermanas”. Caixa Popular me ofrece cada día la oportunidad de crecer personal y profesionalmente, es una cooperativa de crédito muy viva, que se preocupa y ocupa por la felicidad de su equipo humano.

 

 

3. ¿Qué consejo o consejos daría a otra mujer que ahora mismo esté en proceso de emprender en cooperativa o de incorporarse a una?

 

La animaría a que se atreva a emprender la aventura cooperativa, porque es un modelo de negocio participativo, en el que las personas están en el centro, donde no existen ni las barreras sociales ni de género.


Somos empresas sociales basadas en las personas como eje de su desarrollo, preocupadas por el entorno y con una base muy sólida en valores.

 

4. Desde su visión personal, ¿qué importancia o peso ha tenido la aplicación del principio 4º Autonomía e independencia en el nacimiento/desarrollo/diferenciación de su cooperativa?

 

El capital de Caixa Popular es exclusivamente valenciano y mayoritariamente está en manos de los socios de trabajo de la entidad y de las cooperativas socias.


Caixa Popular siempre busca la cooperación. En estos momentos la gran alianza es la de pertenecer a la AECR- Asociación Española de Cajas Rurales, compuesta por 29 cooperativas de crédito. Tenemos un modelo federado en que compartimos la misma filosofía: ser dueños de nuestro destino.


Esta política de alianzas contribuye a la autonomía e independencia de la entidad. Principios clave para Caixa Popular desde su nacimiento hace más de 40 años, que han permitido desarrollar el modelo de banca diferente, valenciana, con valores y con una sensibilidad diferente a la del resto de entidades del sector.


El modelo cooperativo nos permite participar a todos los socios en la gestión, sin que existan injerencias políticas o de otra índole como ha ocurrido en las ya desaparecidas cajas de ahorros o incluso en los grandes bancos.


El tiempo ha puesto de manifiesto que se trata de un modelo sólido, que ha sobrevivido precisamente por la puesta en valor de las fortalezas de esta forma de hace banca, de proximidad, ética y profesional.


María Moreno

 MARÍA MORENO MILÁN 

 

Ex gerente de Serlicoop Coop. V.
Cooperativa Multiservicios

Elda (Alicante)

 

 

PRINCIPIO 5: Edudación, formación e información

 

“En mi carrera profesional el techo de cristal se ha manifestado en indiferencia y falta de confianza en el proyecto que emprendíamos un grupo de mujeres”

Hace casi 30 años, un grupo de mujeres de Elda eligió ser valiente y hacer frente a la grave crisis que azotaba la comarca. A causa de la crisis del Golfo Pérsico, muchas fábricas de calzado tuvieron que cerrar, lo que provocó una alta tasa de desempleo en el pueblo difícil de reconducir.


María Moreno fue una de esas mujeres y junto a otras cuatro compañeras iniciaron un proyecto empresarial cooperativo que iba a cambiar sus vidas y las de sus familias. Carecían de experiencia empresarial, pero, eso sí, eran expertas en hacer bien las cosas. Y lo demostraron creando un entorno laboral estable para muchas mujeres que, junto a ellas, recuperaron la seguridad y la dignidad.


Aquella cooperativa es Serlicoop Coop V. Nació como cooperativa de servicios de limpieza y de Ayuda a domicilio (SAD) y hoy se ha convertido en una empresa multiservicios igual de comprometida que entonces con su comunidad y con la dignificación del trabajo femenino, sin olvidar los valores cooperativos que impulsaron su proyecto empresarial: ayuda mutua, responsabilidad, democracia, igualdad, equidad y solidaridad.


María Moreno Milán fue gerente durante años de Serlicoop. Esta vez sin elegirlo, se convirtió en una verdadera líder.

 

1. A lo largo de su experiencia profesional en su cooperativa, ¿se ha encontrado alguna vez por ser mujer en alguna situación que haya atribuido al denominado ‘techo de cristal’?

 

En mi carrera profesional el techo de cristal se ha manifestado en indiferencia y falta de confianza en el proyecto que emprendíamos un grupo de mujeres. Esta indiferencia venía tanto de hombres como de mujeres, que no nos creían capaces de desarrollar y liderar un proyecto como el de SERLICOOP. ¿Quién iba a limitar a una mujer sin formación, con cargas familiares? ¿Quién iba a parar las ansias de desarrollo personal y social de unas mujeres que necesitaban superar las crisis de sus entorno? No limitaron mi carrera profesional, simplemente fuimos y fui tratada con indiferencia, nadie creía en nuestro poder de conversión y cambio. Nadie creía que nos lo estábamos tomando en serio y que la constancia, la unión y las ganas por mejorar nuestra situación laboral era el germen de nuestro poder. Un poder con rostro de mujer, y como tal, un poder invisible, indiferente. A lo largo de los años, esta invisibilidad se fue haciendo visible por constancia y tenacidad. Por creer en nosotras mismas. Cuando crees en ti y en lo que haces, los techos se vuelven cielos sin límites. En mi caso, creer en mi pasaba por creer en nosotras, en el equipo.

 

 

2. ¿Por qué decidió crear/formar parte de una cooperativa? ¿Como mujer y socia cooperativista, ¿cree que la experiencia vivida en el mundo laboral habría sido diferente de haber desarrollado su carrera profesional en otro contexto?

 

Decidimos constituirnos en cooperativa porque en equipo éramos y somos más fuertes, y el miedo que en un principio sentía era compartido y nos hacía superarlo en común. Compartiendo posibilidades de trabajo, ideas y fuerza era la única manera de poder sumar energías y convertirlas en realidades. Nuestro objetivo común era el trabajo y la manera de organizarlo partía de la igualdad y el respeto de unas con otras. Sintiéndonos equipo. Sintiéndonos fuertes.


No imagino el desarrollo de mi carrera profesional en otro contexto que no fuera el cooperativo. No hubiera sido posible. La suma y la unión de todas fue el resultado de un empoderamiento que sólo se hace posible desde los valores cooperativos (igualdad, intercoperación y, sobre todo, formación y compromiso).

 

 

3. ¿Qué consejo o consejos daría a otra mujer que ahora mismo esté en proceso de emprender en cooperativa o de incorporarse a una?

 

El consejo que daría a otra mujer sería que fuera consciente de su talento y se rodeara de un equipo que comparta los mismos objetivos y valores. La generosidad y la capacidad de entender al grupo es fundamental. Liderar desde la escucha y desde el sacrificio (que es una entrega incondicional al proyecto). Es fundamental sentir el apoyo del entorno, pero sobre todo estar abiertas a la formación y a la adaptabilidad de entornos cambiantes, pero desde una perspectiva de constancia y visión a largo plazo. Los proyectos cooperativos tienen que ser liderados desde una perspectiva a largo plazo. No es llegar y besar el santo.

 

4. Desde su visión personal, ¿qué importancia o peso ha tenido la aplicación del principio 5º Educación, formación e información, en el nacimiento/desarrollo/diferenciación de su cooperativa?

 

Para nosotras este principio es fundamental. Cuando empezamos éramos consciente de todas las limitaciones formativas que teníamos (carencias en el ámbito empresarial y necesidades formativas para la profesionalización del sector de la dependencia y la limpieza). La educación, la formación y la información fue el principio vertebrador que nos empoderó y nos generó confianza en lo que hacíamos. Recuerdo el primer curso de Gerentes de Economía Social, la formación en el sector de la dependencia y aprender sobre cuestiones societarias… Todo esto nos hacía que de todo aprendiéramos. Recuerdo las palabras de mi compañera Juani que decía siempre que de los cursos que hacíamos siempre algo nos servía. Para las personas que veníamos de la calle y con formación muy básica fue y sigue siendo una revelación. Por otro lado, el encuentro con otras personas del sector, los viajes a Valencia y las reuniones con las compañeras nos configuraron una identidad corporativa y sentíamos una seguridad y un apoyo que en otros ámbitos no encontrábamos.


La formación en el ámbito cooperativo te proporciona una dimensión de desarrollo personal que trasciende al ámbito social y de desarrollo humano.


Hoy por hoy, la formación del equipo sigue siendo el eje vertebrador que posibilita el caldo de cultivo para la reflexión-acción y proyección empresarial.








Raquel Navarro

 RAQUEL NAVARRO CAMPOS 

 

Presidenta de la Escola Les Carolines
Picassent (València)

Presidenta del Grup Akoe Educació

 

PRINCIPIO 6: Intercooperación

 

“Com a dona i sòcia cooperativista em sent, professionalment, realitzada en el món cooperatiu”

És mestra de Primària en l’Escola Les Carolines de Picassent (València), cooperativa d’ensenyament que presideix des de fa quatre anys. Des de fa tres és també presidenta del Grup Akoe Educació, una cooperativa de 2n grau integrada per 9 cooperatives d’ensenyament valencianes que fa quinze anys van decidir unir forces, aprofitar sinèrgies i posar en marxa un projecte de cooperació empresarial amb la intenció de compartir sistemes de gestió, principis i valors, i millorar processos amb la clara voluntat d'arribar a una posició de lideratge en el sector educatiu i cooperatiu.

 

1. Al llarg de la seua experiència professional en la seua cooperativa, s'ha trobat alguna vegada pel fet de ser dona en alguna situació que haja atribuït al denominat ‘sostre de vidre’?

 

 Per sort puc dir un NO rotund. Des de l'any 2007 que vaig entrar a l'escola Les Carolines, mai m'he sentit amb cap tipus de limitació pel simple fet de ser dona.


La igualtat és un valor que es treballa amb l'alumnat des de l'exemple dels propis adults que formem Les Carolines. De fet, cal destacar que, tot i que a la meua Escola, la dona sempre ha estat present en càrrecs de responsabilitat, des de que vaig entrar a formar part de la societat cooperativa, aquesta presència femenina en càrrecs de responsabilitat ha augmentat de manera considerable estant, hui en dia, els càrrecs de direcció, gerència i presidència representats per dones.

 

 

2. Per què va decidir crear/formar part d'una cooperativa? Com a dona i sòcia cooperativista, creu que l'experiència viscuda en el món laboral hauria sigut diferent d'haver desenvolupat la seua carrera professional en un altre context? 

 

A l'any 2009 vaig decidir presentar la sol•licitud a la meua cooperativa per tal de formar part d'aquesta. Les raons eren i són molt clares. El món cooperatiu sempre m'ha despertat inquietuds per la seua gestió democràtica, pel sentiment d'intercooperació dels seus membres, per eixe sentiment de pertinença, de compromís, de navegar, pot ser, en diferents direccions però sempre tots i totes en un mateix vaixell ... com a dona i sòcia cooperativista em sent, professionalment, realitzada en el món cooperatiu. Pense que aquests valors anteriorment exposats i que tant ens caracteritzen, en un altre àmbit laboral, haguera estat més difícil dur a terme per la diferència ideològica amb la que m'haguera pogut trobar.

 

 

3. Quin consell o consells donaria a una altra dona que ara mateix estiga en procés d'emprendre en cooperativa o d'incorporar-se a una?

 

El consell que li donaria a altra dona que estiguera en el procés d'incorparar-se en una cooperativa, no seria diferent del que li aconselleria a un home. Els aconselleria mostrar-se naturals, transparents i amb sentiment de compromís. El sentiment de pertanyença a un projecte comú, amb les dificultats que aquest pot presentar, sempre esdevé un repte interessant i motivador en tots els seus àmbits de treball. És per això que considere que la via cooperativa és un camí ben interessant en la formació integral de qualsevol treballador/a. Saber que pertanys a un grup, amb interessos igualitaris i el mateix objectiu, és motiu més que suficient per treballar dia rere dia amb la mateixa il•lusió.

 

 

4. Des de la seua visió personal, quina importància o pes ha tingut l'aplicació del principi nº6 (Intercooperació) en el naixement/desenvolupament/diferenciació de la seua cooperativa?

 

El principi d'Intercooperació és fonamental per al desenvolupament de qualsevol cooperativa. La pròpia paraula ja defineix el concepte que tractem. La interdependència positiva, dintre d'un marc laboral exigeix d'aquesta cooperació entre membres d'un grup com Akoe o Carolines.


D'aquest principi naix Akoe, d'aquesta necessitat d'intercooperació entre 9 cooperatives d'ensenyament per enriquir-se conjuntament, buscar projectes comuns o realitzar trobades formatives (Escola de Mestres, els claustres d'Akoe, la Trobada de Colpbol).


Respecte de la meua cooperativa, des dels inicis ha estat fonamental comptar amb entitats amigues, comunes. Gavina, Comarcal i Masia hem estat, des dels inicis, necessàriament unides en l'àmbit ideològic, pedagògic i de formació com a cooperatives. Escoles com Escuela2, Florida, El Drac o Juan Comenius ens hem conegut en el camí i hem establert llaços no sols afectius sinó de treball; de la mateixa manera que, gràcies a Akoe i a Fevecta i Ucev, ens hem relacionat molt a prop amb Martí Sorolla, amb moltes Escoles infantils, amb Salus o Grans i Menuts. Intercooperar és enriquir-se.


Diríem, doncs que, el principi d'intercooperació és completament necessari per al naixement i bon funcionament de qualsevol cooperativa ja que aquestes enforteixen el moviment cooperatiu treballant conjuntament.





Mª Jesús Vilches

 MARÍA JESÚS VILCHES LATORRE 

 

Noguera Asociación de desarrollo rural Coop V.

Turismo rural y educación medioambiental
Caudiel (Castelló)

 

PRINCIPIO 7: Desarrollo sostenible e interés por la comunidad

 

“Con el tiempo, y gracias al apoyo de mis compañeros, he conseguido superar cierta sensación de inferioridad”

María Jesús Vilches Latorre es maestra de carrera y, desde 1983, socia de la cooperativa de trabajo NOGUERA ASOCIACIÓN DE DESARROLLO RURAL Coop V que ayudó a fundar y de la que es presidenta. Fue así como se sumó a un proyecto colectivo liderado por un grupo de maestros que querían regresar al mundo rural con el deseo de compaginar la enseñanza y la vida en el campo.


En estas casi cuatro décadas, Vilches se ha ocupado de coordinar las actividades de educación ambiental y agroturismo en el Mas de Noguera, una masía autosuficiente a todos los niveles: energías limpias, alimentación ecológica, depuración verde..., que al tiempo desarrolla una faceta educativa muy significativa dirigida a diferentes colectivos de nuestra sociedad (niños, jóvenes, familias…).

 

1. A lo largo de su experiencia profesional en su cooperativa, ¿se ha encontrado alguna vez por ser mujer en alguna situación que haya atribuido al denominado ‘techo de cristal’?

 

Desde el comienzo del Mas de Noguera, uno de los principales valores que se ha querido transmitir es la igualdad en el trabajo. Tanto entre hombres y mujeres, como entre los distintos puestos de trabajo. Todos los trabajadores y trabajadoras cobran lo mismo y tienen las mismas oportunidades y responsabilidades.
Aunque en ocasiones es cierto que por la sociedad en la que vivimos y la educación que he recibido, de forma consciente o inconsciente, me he puesto en un plano inferior respecto a mis compañeros hombres. Con el tiempo, y gracias a su apoyo, he conseguido superar esa sensación de inferioridad.

 

 

2. ¿Por qué decidió crear/formar parte de una cooperativa? ¿Como mujer y socia cooperativista, ¿cree que la experiencia vivida en el mundo laboral habría sido diferente de haber desarrollado su carrera profesional en otro contexto?

 

Lo que atrajo mi atención fue el proyecto de educación que el Mas de Noguera estaba proponiendo. Como maestra, vi la posibilidad de desarrollar mi profesión en un ámbito diferente, dentro de un mundo rural, en el que me sentí más identificada.


Queríamos encontrar una forma de organizarnos que fuera igualitaria para todos y que mostrara coherencia con los valores que estábamos transmitiendo.
Nos pareció que la formación de una cooperativa asamblearia respondía a estas ideas de igualdad, compartir, tomar decisiones conjuntas, sueldos igualitarios, solidaridad, ayuda mutua, etc.


En cuanto a si hubiese sido diferente mi experiencia en otra parte, por supuesto que sí. El hecho de poder desarrollarme profesionalmente en un contexto rural, dentro de una masía, con todo lo que ha supuesto una transmisión de valores de respeto hacia el medio ambiente y hacia uno mismo, junto con los principios de una cooperativa, me ha enriquecido de una manera diferente que si hubiese estado dentro de un aula. Me ha permitido desarrollar otras facetas de la enseñanza y transmitir estas mismas de manera más coherente, puesto que mostramos una realidad en la que vivimos.

 

 

3. ¿Qué consejo o consejos daría a otra mujer que ahora mismo esté en proceso de emprender en cooperativa o de incorporarse a una?

 

Una de las cosas que considero más importantes a la hora de comenzar una cooperativa, o de incorporarse a ella, es que los principios que se quieran llevar a cabo sean coherentes y fieles a las maneras de pensar de cada uno.


Formar parte de una cooperativa es muy gratificante y siempre se recibe el apoyo de tus compañeros, así como de la federación de cooperativas. De manera que mi consejo es que seas fiel a ti misma y a tus principios. Y que a la hora de crear esa cooperativa te sientas confiada y cómoda con el resto de cooperantes, porque será la manera de sentirte participe del proyecto de una manera igualitaria. Nunca olvides que tu voto es igual de válido que el del resto.

 

4. Desde su visión personal, ¿qué importancia o peso ha tenido la aplicación del principio 7º Desarrollo sostenible, interés por la comunidad, en el nacimiento/desarrollo/diferenciación de su cooperativa?

 

El proyecto se inició precisamente para transmitir esos valores de mejora del medio ambiente. Nuestro objetivo era crear un modelo de vida; no solo enseñar esos principios, sino vivir en base a ellos. Creo que lo que diferenció al Mas de Noguera en sus inicios fue la manera coherente que tuvimos de mostrar al mundo que llevar a cabo medidas de mejora al medio ambiente es posible.


Nuestro objetivo siempre ha sido, y en algunos ámbitos lo estamos consiguiendo, que nuestro proyecto sirva de ejemplo. Que se produzcan cambios reales, que puedan derivarse a un cambio social y de la comunidad, para que se cree una conciencia de consumo responsable y de desarrollo sostenible.














Autoría:  Ana Real
subir subir

Acerca de la autora de esta entrada

Soy periodista y máster en comunicación radiofónica. Como responsable de Comunicación de la Federación Valenciana de Empresas Cooperativas de Trabajo Asociado (FEVECTA) me ocupo, entre otras cosas, de coordinar este Blog. El cooperativismo y las cooperativas necesitan un relato para explicarse, para dar a conocer a la sociedad que son otra manera de hacer empresa: más humana, responsable y conectada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Y, precisamente, ese relato es el que intento construir en cada uno de mis artículos para llegar cada día a más personas.

PARTICIPA

Si te ha gustado el post y quieres apoyar la difusión de la empresa cooperativa te voy a pedir 3 cosas:

1. Comparte este post en redes sociales utilizando los botones al final del artículo
2. Deja un comentario con tu opinión.
3. Envía una pregunta relacionada con el mundo emprendedor cooperativo, que te preocupe y quieras conocer nuestra opinión.

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.

 

 

PALABRAS CLAVE

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SECCIONES

SUSCRIPCIONES

Escribe tu email y te enviaremos un boletín periódicamente con los nuevos artículos publicados


 Quiero recibir también el boletín de FEVECTA
Política de protección de datos  

CMS xipmultimedia: XPAIWEB